Related Topics
 

Corriendo por un propósito


Meet St. Jude patient Aubrey

Aubrey es una paciente de St. Jude que celebrará el final de su tratamiento con quimioterapia en compañía de familiares y amigos durante el Maratón de St. Jude en Memphis.

 

Aubrey es una paciente de St. Jude que se unirá al Maratón de St. Jude en Memphis con una sonrisa en el rostro y muchas ganas de celebrar.

Este próximo sábado, 3 de diciembre, 32 miembros de su familia y amigos estarán corriendo como parte del “Equipo Aubrey” para celebrar el fin de los 32 meses de tratamiento con quimioterapia que enfrentó la pequeña. Algunos participarán del maratón, mientras otros correrán el medio maratón o la carrera de 5 kilómetros.  

No importa la cantidad de millas, el frío que haga o cuánto tarden en llegar a la meta, el Equipo Aubrey asegura que no se rendirá. Después de todo, Aubrey siempre dio el máximo mientras luchaba contra la leucemia linfoblástica aguda, un cáncer en su sangre.

Hoy día Aubrey es nuevamente la niña activa y social que todos conocen. St. Jude le ha devuelto su interés por el canto, el baile y los juegos de fútbol de su hermano. “La lucha con esta enfermedad nos ha traído muchas bendiciones”, cuenta Amy, la madre de Aubrey. “Le agradecemos a Dios cada día por ponernos en las manos de St. Jude”.

La jornada del tratamiento

Su jornada empezó hace casi tres años cuando la niña comenzó a ponerse muy pálida y decidieron llevarla al médico pensando que pudiera ser anemia. Luego de hacer diferentes pruebas, el médico los visitó en su hogar en Indiana para revelar la devastadora noticia: Aubrey tenía leucemia y debía tratarla inmediatamente.

Para fortuna de la familia, el médico los refirió a St. Jude Children’s Research Hospital donde la niña comenzó un tratamiento de quimioterapia intensivo con varios efectos secundarios negativos. A través de este proceso, el espíritu de Aubrey ha demostrado ser verdaderamente invencible y el apoyo de familiares y amigos ha sido clave en su recuperación.

El último tratamiento de quimioterapia será solo unos días antes del Maratón de St. Jude en Memphis y la familia está lista para celebrar. “Para todos los que amamos a Aubrey, es la mejor manera de agradecerle al hospital por salvarle la vida”, dice Amy. “Estamos honrados por la bondad y todas las cosas maravillosas que ocurren en St. Jude”.