Gracias a ti, las familias nunca reciben una factura de St. Jude por su tratamiento, transporte, hospedaje o alimentación    button

Gracias a ti, St. Jude puede enfocarse en su misión:

Salvar vidas de niños enfermos.

Costo a la familia= $0
Así es. Cuando un niño es tratado en St. Jude, no paga por su tratamiento, transporte, hospedaje y alimentación, y así la familia se puede dedicar a su hijo.

Cuando St. Jude se inauguró, sobrevivían 2 de cada 10 niños con cáncer. Hoy en día, 8 de cada 10 sobreviven. Pero aún tenemos vidas por salvar.

Compartimos nuestros descubrimientos, así que un niño salvado en St. Jude significa miles más que son salvados alrededor del mundo.

David, paciente de St. Jude
Los niños no deberían tener que enfrentarse al cáncer. Aun así, lo hacen con valentía. Lee historias de nuestros pacientes y mira cómo estás haciendo la diferencia.