Historia de Nuestros Pacientes - Nicol


Nicol es una niña alegre y amistosa a quien le encanta bailar, cantar y tomar fotografías con la cámara de su mamá.

Nicol
3 años de edad
leucemia linfoblástica aguda

Nicol es una niña alegre y amistosa a quien le encanta bailar, cantar y tomar fotografías con la cámara de su mamá.

De la noche a la mañana, esta pequeña de 3 años comenzó a sufrir de fiebres persistentes así como de pérdida del apetito. Ella solo quería estar acostada cerca de la calefacción de su casa. “No podía imaginarme lo que podía ser”, afirma su madre. “Yo siempre le brindaba lo que pensaba que le iba a quitar la fiebre, pero mi hija no mejoraba”.

Los síntomas continuaron por unos 15 días y aunque la familia no contaba con seguro médico, la madre de Nicol decidió llevarla a la sala de emergencias de su hospital local. Inicialmente, los médicos pensaban que la pequeña sufría de una anemia severa. Pero en un hospital de Texas, la familia recibió la devastadora noticia de que Nicol sufría de leucemia linfoblástica aguda (LLA), el tipo de cáncer más común en la niñez.

“El mundo se nos derrumbó”, recuerda la madre de Nicol. La familia no solo enfrentaba una condición médica que no entendían, sino que por falta de seguro médico, su única opción sería transferir a su hija a su país natal, México. St. Jude fue el único hospital que escuchó su plegaria de esperanza. Tan pronto los médicos se enteraron del caso de Nicol, ellos pidieron transferirle a ella y a su madre inmediatamente a St. Jude, donde la pequeña ha recibido tratamientos de quimioterapia.

Es gracias a nuestros donantes que St. Jude puede continuar con su misión de salvar vidas y permite que familias como la de Nicol puedan tener acceso a descubrimientos médicos avanzados. Las familias jamás reciben una factura de St. Jude por su tratamiento, transporte, hospedaje o alimentación -- porque en St. Jude las familias se dedican cien por ciento a ayudar a sus hijos a vivir.

febrero 2015

Únase a nuestros Ángeles de Esperanza