Foro Internacional de St. Jude

St. Jude reúne a personas de fundaciones asociadas en el extranjero con el fin de compartir ideas para ayudar a niños alrededor del mundo

Desde consejos sobre cómo recaudar fondos a través de Facebook hasta mejorar los resultados médicos mediante el lavado de las manos, los participantes del primer Foro Internacional de St. Jude compartieron experiencias e ideas que podrían ayudar a niños alrededor del mundo.

Desde hace muchos años, St. Jude Children’s Research Hospital es líder mundial en la lucha contra el cáncer infantil y otras enfermedades terminales. Veinte años atrás, St. Jude estableció su Programa de Alcance Internacional (IOP por sus siglas en inglés) con el objetivo de compartir conocimientos, tecnologías y habilidades organizacionales con 20 clínicas afiliadas en 14 países.

Del 26 al 30 de junio pasado, más de 50 personas de las fundaciones que apoyan estas clínicas médicas asociadas se reunieron en Memphis, donde tuvieron la oportunidad sin precedentes de intercambiar ideas durante seminarios que cubrieron temas relacionados con el cuidado de los pacientes y la recaudación de fondos.

Arli Melo Pedrosa, PhD, directora de apoyo habitacional del programa en Recife, Brasil, afirmó que el intercambio de información había sido muy enriquecedor. “Es muy bonito compartir experiencias”, comentó. “Lo que es difícil para un país, a veces no lo es para otro”.

Entre los asistentes al foro se encontraba Ana Lina Bonilla, quien trajo a su hijo Daniel a St. Jude en la década de 1980 cuando fue diagnosticado con leucemia mieloide aguda.

Aunque lamentablemente Daniel terminó perdiendo su batalla contra el cáncer, Bonilla regresó a St. Jude en 1993 pidiendo ayuda para llevar los conocimientos especializados del hospital a El Salvador. La clínica afiliada de St. Jude en El Salvador dio origen al programa IOP, y hoy, Bonilla es la presidenta de la fundación que apoya a esa clínica.

Mientras Bonilla reflexionaba sobre el desarrollo del programa en El Salvador y el resto del mundo, sus ojos se llenaron de lágrimas. “Sin lugar a dudas, este es el significado y la respuesta de la muerte de mi hijo”, comentó.

El fundador de St. Jude, Danny Thomas, siempre soñó con llevar la misión de St. Jude a otros países, según comentó Richard Shadyac Jr., Director Ejecutivo de ALSAC/St. Jude. “Hoy Danny sería el hombre más feliz sabiendo que grupos de personas de 14 países han venido aquí para aprender y para informarse acerca de St. Jude”, Shadyac les dijo a los asistentes del foro.

Gastón Rivera, MD, director médico del programa de alcance internacional en Chile, compartió con los presentes una historia de éxito acerca de un programa de trasplante de médula ósea establecido en Santiago en 1999 bajo el asesoramiento de St. Jude. Hasta el día de hoy, la clínica ha realizado más de 250 trasplantes.

En diciembre de 2012, la fundación chilena contra el cáncer infantil, Vivir + Feliz, inauguró un centro de atención ambulatoria para pacientes pediátricos de trasplante de médula ósea, siguiendo el modelo de St. Jude. Este centro llamado TROI (Centro de Trasplante y Oncología Integral) aplica un enfoque holístico al tratamiento de los niños, que incluye terapia por medio de risas, arte, música y juegos, señaló Arie Rezepka, director ejecutivo de Vivir + Feliz.

“Todos sabemos que Danny Thomas soñaba con la idea de que ningún niño muriera en el amanecer de su vida. Compartimos ese sueño desde lo más profundo de nuestro ser”, dijo Rezepka. “Estoy ofreciendo cualquier tipo de ayuda que permita copiar el modelo del Centro TROI para seguir construyendo espacios de esperanza y magia y mucha felicidad”.

Ese espíritu de querer compartir se vivió a lo largo de todo el evento, y Cecilia Villa, directora ejecutiva de Asociaciones Internacionales de ALSAC/St. Jude, espera que, en cuanto regresen a sus países, los asistentes al evento puedan poner en práctica los conocimientos aprendidos en St. Jude en sus propias comunidades.

“Los esfuerzos internacionales de ALSAC comprenden iniciativas de recaudación de fondos y ayuda humanitaria. Estamos muy contentos con los resultados del primer Foro Internacional de St. Jude, ya que ahora todas nuestras fundaciones asociadas están listas para implementar estas nuevas ideas para la recaudación de fondos y dispuestas a integrar las herramientas provistas con el fin de ayudar a más niños en sus comunidades locales”, agregó Villa. “Todos nosotros compartimos la visión de Danny Thomas de que St. Jude logre salvar la vida de los niños alrededor del mundo y el maravilloso mensaje de esperanza”.