Celebrating 50 years of finding cures and saving children
 

Spotlights

St. Jude inaugura

Más historias

Danny Thomas intercambiando ideas con algunos investigadores 
del hospital.

Ayer

Toda familia de inmigrantes comparte una historia. Conocen la lucha ardua por una mejor vida, el deseo de contribuir sus talentos y las ganas de mantener vivo un legado.

La familia de Danny Thomas no es la excepción. El fundador de St. Jude Children’s Research Hospital es uno de nueve niños nacido de padres inmigrantes que luchó incansablemente por convertirse en artista.

Danny es recordado, sin embargo, por mucho más que su talento. Este joven bondadoso de Deerfield, Michigan, sobrellevó muchos obstáculos en su carrera gracias a la fe que tenía en San Judas Tadeo, santo patrón de las causas perdidas. El mismo día que nació su primera hija, Danny tenía siente dólares en su bolsillo y se arrodilló para pedirle que le mostrara un camino en la vida. 

Para su sorpresa, esa misma noche Danny recibió una oferta de trabajo que cambió su futuro artístico, y unos años más tarde, decidió construir en agradecimiento un hospital para tratar a niños con cáncer.  Utilizó su talento, su influencia y el respaldo de su comunidad para fundar la American Lebanese Syrian Associates Charities o ALSAC en 1957, una organización sin fines de lucro que le permitiera financiar su sueño. Así en 1962, abrió las puertas de St. Jude Children’s Research Hospital en Memphis, Tennessee, un centro médico integral donde las familias nunca pagan por el cuidado médico  recibido.

Hoy

En solo unos años de su fundación, St. Jude no solo comenzó a recibir pacientes de diferentes partes del país, Latinoamérica y el mundo. Se estableció también el Programa de Alcance Internacional para compartir los adelantos científicos y adiestrar a profesionales de la salud a nivel internacional.

St. Jude actualmente cuenta con cuatro hospitales afiliados además de su hospital en Memphis. Estos se encuentran en Peoria, Illinois; Johnson City, Tennessee; Shreveport y Baton Rouge, Louisiana. También tiene clínicas afiliadas en Brasil, Chile, China, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Filipinas, Guatemala, Honduras, Jordania, Líbano, Marruecos, México y Venezuela. Colectivamente estas clínicas internacionales trataron a más de 16,000 niños el año pasado.

Mañana

St. Jude se encuentra en un periodo de expansión, el cual duplicará los esfuerzos de investigación del hospital, así como el tamaño de sus instalaciones. Este plan asciende a mil millones de dólares e incluye la creación de un centro para continuar combatiendo las infecciones infantiles y desórdenes genéticos.

El hospital también tiene como meta expandir el Programa de Alcance Internacional para ofrecer servicios a muchos más países, al igual que brindar adiestramiento y facilitar sus conocimientos a profesional médico en todo el mundo.