Conozca a Ashley

 

6 años, cáncer de la sangre

 
 

Ashley dejó de comer en vísperas de su segundo cumpleaños. También tuvo fiebre y presentó dificultades para caminar. Sus padres la llevaron al doctor, en donde le dijeron que no se trataba de nada serio.

Sin embargo Patricia, y su intuición de madre la hizo persistir. “Sentí que mi hija no estaba bien”, mencionó. “Que había algo más”. Así fue que los padres de Ashley la llevaron al hospital local, en donde se le practicaron exámenes de sangre. Muy pronto los resultados mostraron que Ashley tenía leucemia linfoblástica aguda.

Ashley, paciente de St. Jude, jugando con su hermanito

Ashley, paciente de St. Jude, jugando con su hermanito

Ashley respondió bien al tratamiento. Incluso en momentos difíciles ella siempre miró hacia adelante para acudir a sus citas en el hospital. “Cuando Ashley estaba en St. Jude, había juegos para jugar y ella siempre ganaba pequeños regalos”, dijo Patricia.

Ashley, paciente de St. Jude, acompañada de su papá

Ashley acompañada de su papá

St. Jude nos ayudó con el transporte al hospital, nos proveyó comidas, nos dio todo, y nunca nos cobró por nada. Fue un alivio.

Patricia, mamá de Ashley

Ahora, Ashley ha terminado con tratamientos y visitas a St. Jude para sus chequeos regulares. A ella le encanta jugar con su hermano mayor y su hermana, le gusta bailar y colorear. Ella empezará el primer grado de escuela este año.

Ashley, paciente de St. Jude, acompañada de su mamá

Ashley junto a su mamá

Ahora, Ashley ha terminado con tratamientos y visitas a St. Jude para sus chequeos regulares. A ella le encanta jugar con su hermano mayor y su hermana, le gusta bailar y colorear. Ella empezará el primer grado de escuela este año.

“Estamos muy agradecidos por todos los que apoyan a St. Jude”, dijo Patricia. “St. Jude nos dio esperanza, esperanza de que Ashley viva una larga vida llena de amor”.

Ayúdanos a dar esperanza a niños como Ashley, que luchan contra el cáncer.

Donar Ahora

 
 

Conoce a más pacientes