La historia de St. Jude

Todo comenzó con un sueño que nadie pensó que sería posible. Hoy, es una realidad que salva y cambia vidas.

 
 
 
St. Jude founder Danny Thomas with a patient

Devon, paciente de St. Jude, con su médico Erica Kaye, MD

 
 
 
 

FUNDADO EN 1962

   

Desde el primero momento en que el comediante Danny Thomas empezó a recaudar dinero en los años 50 para construir un hospital infantil, su misión era ayudar a todos los niños y niñas gravemente enfermos, sin importar su religión, raza o situación financiera.

 
 
 
 
Danny Thomas, fundador de St. Jude, con una paciente
 

Ningún niño debería morir en el amanecer de su vida.

Danny Thomas, fundador

 
 

Llevamos más de medio siglo sirviendo nuestra misión: Encontrar las curas que salvan a los niños.

ST. JUDE HOY

   

St. Jude ha ayudado a incrementar la tasa de supervivencia del cáncer infantil de un 20% cuando abrimos nuestras puertas a un 80% hoy en día. No descansaremos hasta que ningún niño muera en el amanecer de su vida.

 
 
 
 
St. Jude founder Danny Thomas with a patient
 

Gracias a St. Jude, estamos listos para verle a Mabry crecer y convertirse en una mujer fuerte y sana y ayudar a cambiar vidas, como St. Jude ha hecho por nosotros.

Mamá de  Mabry

 
 

Nuestros médicos y científicos trabajan juntos para convertir los descubrimientos en los laboratorios en tratamientos que salvan las vidas de los niños.

Incluso las medicinas que usamos a menudo se hacen aquí mismo en St. Jude, para que cada paciente obtenga exactamente lo que necesita.

 
 
 
 
 

Me siento bendecido por estar trabajando en una institución donde los pacientes se tratan con los mejores métodos posibles, sin importar su habilidad para pagar. He visto curaciones casi milagrosas de enfermedades prácticamente incurables.

Ching-Hon Pui, MD

 

LO QUE NOS HACE ÚNICOS

   

Las familias nunca reciben una factura de St. Jude por nada, porque su única preocupación debería ser ayudar a sus hijos a vivir.

 
 
 
 
 

Al venir a St. Jude, se nos quitó un peso de encima. 

Janita, mamá de Tony, paciente de St. Jude

 
 

A diferencia de cualquier otro hospital, la mayoría de nuestro financiamiento proviene de donaciones individuales.

 
 
 
 
 

Encuentro que la misión de St. Jude es verdaderamente altruista y extraordinaria. Los niños son lo más importante, y St. Jude destina el dinero a lo que promete … directamente a la investigación y tratamiento de niños alrededor del mundo.

Sandra Kitt, autora y donante a St. Jude

 
 

Únase a nuestra misión de salvar vidas

Hacer una Donación

 
 
 
 
 
 

Más acerca de la vida en St. Jude

 
 
 

Para ver actualizaciones acerca de COVID-19, por favor lea aquí.