Obtuvo su ‘boleto ganador’ al espacio, no con la NASA, sino a través de Inspiration4

La experimentada científica y exploradora Sian Proctor, ganadora del asiento del Progreso en Inspiration4, tiene el ferviente deseo de hacer que los viajes espaciales sean accesibles para todos.

diamond pattern

  •  4 min

News & Updates from ALSAC

Sian Proctor aún hoy habla sobre ese momento en su vida en el que su sueño de ir al espacio parecía estar así de cerca, y lo hace juntando el dedo índice y el pulgar para enfatizar aún más sus palabras.

Era el año 2009, y de los 3,500 solicitantes, Proctor llegó a ser una de las finalistas del proceso de selección de astronautas de la NASA. Luego se quedó a la espera de esa llamada telefónica, la que le confirmaría la decisión final de ‘sí’ o ‘no’ sobre si sería una de los nueve seleccionados.

“Y entonces recibes esa llamada, y escuchas el ‘no’, y solo atinas a responder con un suspiro de decepción”, recuerda Proctor, con cierto tono de desilusión en su voz. "Y en ese momento sientes cómo la oportunidad de tu vida se te escapa de las manos".

Pero ahora saltemos al presente, 12 años después, cuando Proctor recibe una nueva llamada, sobre otra oportunidad que estaba deseando con ansias.

Esta vez, la respuesta es ‘sí’ — viajará al espacio después de todo. No con la NASA, sino con Inspiration4, la primera misión espacial del mundo integrada en su totalidad por una tripulación civil, una misión que a la vez recauda dinero para St. Jude Children’s Research Hospital y genera conciencia sobre su labor.

Al mismo tiempo, la misión le mostrará al mundo entero cómo serían los viajes espaciales inclusivos, una demostración cósmica que está alineada con la pasión de Proctor por una representación equitativa en los viajes espaciales.

Como es de esperar, Proctor se siente sumamente feliz y emocionada de haber obtenido lo que ella llama el "boleto ganador".

“Siento que es todo por lo cual o para lo cual he estado trabajando toda mi vida”, dijo la mujer que se ha forjado una carrera como científica, exploradora, artista, autora, oradora e incluso personalidad de la TV.

Como miembro de la tripulación de cuatro personas, Proctor, de 51 años, se une a Jared Isaacman, el fundador y director ejecutivo de Shift4 Payments de 38 años, que comandará el vuelo; Hayley Arceneaux, de 29 años, que sobrevivió al cáncer infantil en St. Jude y ahora trabaja allí como asociada médica; y Christopher Sembroski, de 41 años, un veterano de la Fuerza Aérea que trabaja en la industria aeroespacial.

Tal como en su momento lo había hecho con la NASA, Proctor compitió ferozmente para unirse a la tripulación de Inspiration4. Con su particular energía y entusiasmo, elaboró una participación que fue seleccionada entre unas 100 participaciones enviadas a una competencia empresarial en línea para ganar el asiento que representa el pilar del Progreso.

Proctor no tiene una conexión personal con St. Jude, pero ya sabía de la existencia del hospital de investigación debido a sus pedidos de recaudación de fondos emitidos por televisión.

"Cuando me enteré sobre el concurso y vi que no solo era para viajar al espacio, sino también para recaudar dinero para una causa tan noble, sentí que se trataba de algo mucho más especial. Y estoy sumamente contenta de formar parte de esto".

Si la misión de St. Jude conmueve a Proctor, es en gran parte porque su padre murió de cáncer cuando ella tenía 19 años. Cuando enfermó y ya no podía trabajar, a ella le preocupaba cómo iba a hacer su familia para mantenerse y pagar las cuentas. Esta dura experiencia fue "literalmente devastadora", dijo.

"No puedo ni imaginar lo que debe ser para un padre pasar por todo eso".

Pero esa carga no la tienen las familias de St. Jude, porque nunca reciben una factura de St. Jude por tratamiento, transporte, hospedaje ni alimentación.

Destinada a ir al espacio

Se podría decir que el espacio era el destino de Proctor desde un primer momento.

Proctor nació en la isla de Guam, territorio de Estados Unidos en el Pacífico Occidental, donde su padre científico trabajaba en una estación que rastreaba vuelos para el programa espacial Apollo de la NASA. De hecho, su padre conservaba un autógrafo del astronauta del Apollo 11 Neil Armstrong en una pared de su oficina.

Teniendo en cuenta esta historia en su familia, tal vez era inevitable que Proctor se sintiera atraída por la exploración incluso de niña. Sus padres la alentaban a jugar en el bosque, construir fuertes e investigar la naturaleza.

Luego, se convirtió en geocientífica, y trabajó durante más de dos décadas como profesora de geología, sostenibilidad y ciencias planetarias en un college comunitario de Arizona. Tras su intento fallido de unirse a la NASA, se convirtió en una astronauta análoga, participando en misiones simuladas a la luna y a Marte. A partir de sus estudios sobre estrategias alimentarias para astronautas en misiones prolongadas, Proctor escribió un libro de cocina llamado Comidas para Marte.

Llegó a aparecer en televisión participando en varios programas educativos y científicos de cadenas tales como Discovery Channel y PBS. También se dio tiempo para comenzar a crear arte relacionado con el espacio.

La exploración espacial puede ser su gran pasión personal, pero Proctor no tarda en señalar sus posibles beneficios para toda la humanidad.

“A medida que sigamos desafiando los límites de lo que el ser humano es capaz de hacer en este ambiente tan extremo y hostil, nos volveremos más eficientes, porque el espacio es sinónimo de eficiencia en energía, agua, alimentos y todos los sistemas, porque si no somos eficientes, entonces podemos morir en el espacio”.

Proctor habla mucho de JEDI, pero no se refiere al personaje de Star Wars. Para esta mujer afroamericana, JEDI son siglas, un acrónimo que hace referencia al objetivo de una estrategia Justa, Equitativa, Diversa e Inclusiva para los vuelos espaciales tripulados.

"Así que este es el mensaje de cómo estamos escribiendo la narrativa sobre el vuelo espacial tripulado, mientras viajamos a la luna, y luego a Marte, y a qué aspiramos exactamente.

“¿Cómo hacemos para que el espacio sea realmente para todos, es decir, para incluir a toda la humanidad? Y la misión de Inspiration4 es el ejemplo perfecto".

Donar Ahora

diamond pattern

RELATED