Campo de genes: Niños hispanos y ALL

Cuando se trata de leucemia, los riesgos son mayores para los niños hispanos. Los científicos descubren por qué.

Por Mike O'Kelly; fotos de Seth Dixon y Peter Barta

Patient Johan in baseball uniform

Jugar al béisbol

Johan Antigua, de 8 años de edad, espera el día en que pueda volver al campo de béisbol. 

Johan Antigua, de ocho años de edad, es un paracortos (shortstop) de béisbol con un diverso golpe de bate, un lanzamiento fuerte y una sonrisa de las ligas mayores. Su amor por el béisbol surge desde una edad muy temprana. Como el menor de cinco hermanos jugadores de pelota, dio sus primeros pasos en un campo de béisbol. No sorprende que sienta que el campo o parque de béisbol es su hogar. Desde enero de 2018, sin embargo, ha sido un espectador, sin poder unirse a su equipo en el campo.

En diciembre de 2017, la madre de Johan, Jessica, se preocupó cuando él tuvo fiebre, tos seca y la cara hinchada. Johan se recuperó rápido, pero los síntomas volvieron a las pocas semanas durante una práctica de béisbol en enero. Jessica lo llevó al hospital inmediatamente, donde los médicos le diagnosticaron inicialmente linfoma. Pocos días después, otras pruebas revelaron que Johan tenía leucemia linfoblástica aguda (ALL), el cáncer infantil más común.

"Lo primero que pensé fue que lo iba a perder", dijo Jessica. "Cuando escuchas la palabra cáncer, piensas lo peor".

Johan fue remitido a St. Jude Children's Research Hospital, donde los médicos le explicaron el ciclo de tratamiento: dos años y medio de quimioterapia. Actualmente está llegando a la mitad del tratamiento.

Johan, de descendencia puertorriqueña, es el primer miembro de la familia en tener cáncer pediátrico. Debido a su etnicidad hispana, Johan puede haber tenido un mayor riesgo de desarrollar ALL. Los investigadores de St. Jude están intentando saber por qué.

Cuenta completa

La última década, los científicos de St. Jude han examinado las desigualdades raciales en niños con ALL. Jun J. Yang, PhD, de St. Jude Pharmaceutical Sciences, ha observado las variaciones génicas para explorar por qué los niños hispanos tienen mayor riesgo de desarrollar leucemia. El estudio más reciente de su laboratorio es uno de los esfuerzos más grandes que se han hecho enfocados en pacientes hispanos con ALL.

Los investigadores encontraron un gen nuevo asociado con un mayor riesgo en estos niños. Ya se conocía que el gen ERG tenía un papel importante en la leucemia infantil.

"Observamos el genoma completo, y entre más de 20 000 genes secuenciados, ERG surgió como el principal en la población hispana", dijo Yang.

Las variaciones en ERG de alto riesgo se asociaron con un riesgo 1,56 veces mayor de ALL en niños hispanos.

Si bien el riesgo individual sigue siendo bajo, Yang indica que el hallazgo muestra que las anormalidades en ERG son fundamentales para el desarrollo de este cáncer.

Jun J. Yang, PhD

Home run

Jun J. Yang, PhD, y sus colegas han descubierto un nuevo gen asociado con un mayor riesgo de leucemia linfoblástica aguda en niños hispanos. 

Preparado para batear

Uno de los desafíos que encontraron los investigadores al estudiar por qué los pacientes hispanos tienen más probabilidades de desarrollar ALL es la composición diversa de su población. Los niños hispanos provienen de muchas áreas geográficas, pero de todas maneras tienen la mayor incidencia de este cáncer en EE. UU. y tienen menos probabilidades de sobrevivir que otros niños con ALL.

En el estudio, la etnicidad hispana se define cuando se tiene más del 10 por ciento de ascendencia genética de nativos americanos. Yang y sus colegas confirmaron hallazgos anteriores en cuanto a que las variaciones en otros tres genes (ARID5B, GATA3 y PIP4K2A) eran más comunes en niños hispanos y estaban vinculadas con una mayor probabilidad de desarrollar ALL.

El riesgo era mayor para niños con el porcentaje más alto de ascendencia de nativos americanos. Los científicos no encontraron un aumento importante en el riesgo de ALL en niños afroamericanos con las variaciones de ERG de riesgo alto y un aumento leve en niños con ascendencia europea.

Eso fue una sorpresa, porque para los genes de leucemia anteriormente descubiertos, los efectos en el riesgo genético de ALL usualmente han sido uniformes en todas las ascendencias.

"St. Jude ha tomado un enfoque integral y genómico para investigar la biología detrás de las desigualdades raciales en esta enfermedad", dijo Yang. "En términos de observar la ALL en hispanos, creemos que estamos en la vanguardia de un descubrimiento científico".

Entradas adicionales

Los investigadores colaboraron con el Grupo de Oncología Infantil y con científicos de otras 15 instituciones en EE. UU. y Guatemala. A través del nuevo programa de St. Jude Global, la institución tiene socios en América Central y América del Sur para estudiar aun más las poblaciones hispanas con ALL. Se necesitan más investigaciones para determinar si son factores medioambientales u otros los que provocan que ERG sea la causa del cáncer con más frecuencia en estos niños.

"Pretendemos hacer investigaciones genómicas en estas poblaciones, no solo para tener una mejor comprensión de la biología de ALL, sino también para identificar los factores que puedan mejorar los resultados del tratamiento para pacientes y niños hispanos con ascendencia importante de nativos americanos en todo el mundo", dijo Yang.

Estas son buenas noticias para niños como Johan, que está interesado en volver a las actividades y deportes que adora.

"Sus entrenadores y compañeros de equipo han estado preguntando por él", dijo Jessica. "Está acostumbrado a estar activo y solo quiere volver a jugar béisbol".