Ir al contenido principal

¿SABE USTED...?

¿Qué es una gastrostomía?

 
 
Una gastrostomía es una cirugía que realiza una pequeña abertura en la piel sobre el estómago o el intestino.

Una gastrostomía es una cirugía que realiza una pequeña abertura en la piel sobre el estómago o el intestino. La abertura se conoce como estoma. Es posible que su hijo necesite una gastrostomía si tiene problemas para comer o beber por boca.

Un tubo de alimentación es un pequeño tubo de plástico que el médico coloca en el estoma cuando su hijo tiene una gastrostomía. (Algunos niños tienen un pequeño dispositivo de plástico llamado botón en lugar de un tubo.) El niño recibe alimentos y medicamentos a través del tubo o el botón.

Un tubo de alimentación es un pequeño tubo de plástico que el médico coloca en el estoma cuando su hijo tiene una gastrostomía.

Una vez que el médico coloca el tubo en su lugar, se llena un pequeño globo con agua. Esto evita que el tubo se salga. 

Tipos de tubo de alimentación

  • Un tubo de gastrostomía (tubo G). Este tipo de tubo se coloca directamente en el estómago del niño. 
  • Un tubo de yeyunostomía (tubo J). Este tipo de tubo se coloca en el intestino del niño. 
  • Un tubo gastroyeyunal (tubo GJ), también llamado tubo de combinación. Este tipo de tubo tiene aberturas (puertos) que se colocan en el estómago y el intestino del niño. 

El médico decidirá qué tipo de tubo es mejor para su hijo. "¿Sabe usted...? Tipos de tubos y suturas" tiene más información sobre los tipos de tubos de alimentación.  

El médico decidirá qué tipo de tubo es mejor para su hijo.

¿Por qué mi hijo necesita un tubo de alimentación?

Su hijo puede necesitar un tubo de alimentación por los siguientes motivos:

  • Tiene problemas para chupar o tragar normalmente, 
  • Crece más lentamente de lo normal o tiene problemas para subir de peso, o 
  • Tiene problemas para tomar medicamentos por boca. 

Se puede utilizar un tubo de alimentación para administrar a su hijo una dieta líquida (fórmula). El líquido entra directamente en el estómago o el intestino del niño. Los médicos también pueden administrar medicamentos a través del tubo. El aire o los fluidos adicionales en el estómago o el intestino se pueden eliminar a través del tubo. La enfermera le enseñará cómo utilizar el tubo para alimentar a su hijo. 

Antes de la gastromía

Antes de que el médico realice una gastrostomía, el equipo de St. Jude se reunirá con usted y su hijo. Le dirán qué hacer antes de la cirugía y qué esperar antes, durante y después de la intervención.

Para la gastrostomía, el niño recibe medicamentos para dormirlo durante la intervención (sedación). La sedación evitará que el niño sienta dolor o recuerde la intervención.

El equipo de St. Jude hablará con usted sobre los riesgos de la sedación y la cirugía. Estos incluyen:

  • Reacciones a la sedación, 
  • Problemas respiratorios durante la cirugía, 
  • Más sangrado de lo normal, e 
  • Infecciones. 

Todas las cirugías presentan estos riesgos. Deberá firmar un formulario que autorice al equipo de St. Jude a realizar la gastrostomía.

Durante la intervención

La intervención para la gastrostomía demora aproximadamente una (1) hora. Primero, el médico realiza una abertura en el abdomen del niño. Esto es el estoma. A continuación, el médico coloca el tubo de alimentación a través del estoma dentro del estómago. 

Después de la intervención

Después de la colocación del tubo, el niño es trasladado a la sala de recuperación hasta que despierte de la sedación. Entonces permanecerá en St. Jude por 1 ó 2 días. Mientras se encuentre en el hospital, el niño comenzará a recibir líquidos a través del tubo de alimentación. Antes de comenzar la alimentación, el niño probablemente reciba líquidos claros para asegurarse de que el sistema esté listo para otros líquidos.

El tubo de alimentación del niño se conectará al abdomen con una cinta u otro dispositivo que lo sostenga en su lugar. También puede haber gasa alrededor del tubo. Las enfermeras cambiarán la gasa y la cinta a los pocos días cuando limpien la zona. Es posible que coloquen una gasa y cinta nuevas si ayudan a sostener el tubo en su lugar. Si el niño posee un dispositivo que sostenga el tubo en su lugar, la enfermera clínica especializada lo cambiará si se ensucia o comienza a salirse.

Es posible que observe un poco de fluido que sale del tubo por 1 ó 2 días después de su colocación. Una vez que el niño tenga el tubo entre 6 y 8 semanas, los médicos pueden cambiarlo por un botón o un tubo más pequeño.

Es posible que el niño sienta dolor después de la gastrostomía. Si su hijo tiene dolores, informe al equipo de St. Jude. Pueden recetarle medicamentos para ayudarlo. Es posible que su hijo reciba antibióticos el día de la cirugía para evitar infecciones.

Las enfermeras o la enfermera clínica especializada le mostrarán cómo cuidar el tubo y la piel alrededor. Es importante mantener el tubo y la piel alrededor limpios y libres de infecciones. Le enseñarán qué hacer si el tubo accidentalmente se cae o se tapa. Si el tubo se sale, es muy importante colocarlo nuevamente lo antes posible. Esto se debe a que el estoma puede cerrarse rápidamente.

Un nutricionista clínico formará parte del equipo médico de su hijo. El nutricionista creará un programa de alimentación para asegurar que su hijo reciba la nutrición necesaria. El equipo de St. Jude también llevará un registro del peso de su hijo.

Su hijo debería poder retomar sus actividades normales después de la intervención cuando se sienta mejor. 

¿Preguntas? 

Si tiene preguntas sobre la gastrostomía o cualquier otra cosa que aparece en este folleto, hable con la enfermera clínica especializada de su hijo. 


 

Este documento no intenta reemplazar el cuidado y atención de su médico personal o de otros servicios médicos profesionales. Nuestro objetivo es promover una participación activa en su cuidado y tratamiento proporcionándole información y educación. Preguntas sobre problemas personales de salud u opciones de tratamientos específicos deben ser tratadas con su médico.

 

St. Jude Children’s Research Hospital cumple con las leyes federales de derechos civiles aplicables y no discrimina por motivos de raza, color, nacionalidad, edad, discapacidad o sexo.

ATENCIÓN: si habla español, tiene a su disposición servicios gratuitos de asistencia lingüística. Llame al 1-866-278-5833 (TTY: 1-901-595-1040).

ATTENTION: If you speak another language, assistance services, free of charge, are available to you. Call 1-866-278-5833 (TTY: 1-901-595-1040).

  1-866-278-5833  تنبيه: إذا كنت تتحدث بلغة أخرى، فيمكنك الاستعانة بخدمات المساعدة اللغوية المتوفرة لك بالمجان. يرجى الاتصال بالرقم

.(1-901-595-1040 :الهاتف النصي)