¿SABE USTED...?

Protección de órganos genitales en rayos X

 
 

El personal de diagnóstico por imágenes de St. Jude no usará regularmente protectores de plomo para cubrir los órganos genitales de los pacientes en los rayos X. En el pasado, se utilizaban protectores de plomo para proteger las gónadas (órganos genitales: testículos y ovarios) o el feto (bebé) si la paciente podría estar embarazada.

Los estudios de investigación demuestran que esta protección no ayuda y podría causar otros problemas.

¿Por qué usar radiación para obtener imágenes?

Muchas imágenes médicas utilizan pequeñas cantidades de radiación para tomar imágenes del interior del cuerpo. Estas imágenes son una herramienta útil para diagnosticar problemas de salud. La radiación también puede dañar los tejidos y órganos sanos. Durante los rayos X, el cuerpo absorbe algo de radiación. Cuando el personal médico de St. Jude solicita una radiografía, los beneficios de la prueba son mayores que el pequeño riesgo de usar radiación para la prueba.

¿Quién recomienda no protegerse?

La Asociación Americana de Especialistas en Medicina (AAPM) y el Colegio Americano de Radiología (ACR) recomiendan no utilizar protección gonadal y fetal en el paciente durante la toma de imágenes por rayos X. Ambos grupos se esfuerzan por hacer que estas pruebas sean lo más seguras posible para los pacientes.

¿Por qué la AAPM y el ACR recomiendan no proteger al paciente?

La protección no ofrece beneficios para la salud u ofrece beneficios escasos

La investigación demuestra que las dosis de radiación usadas en el diagnóstico por imágenes no causan daño o causan muy poco daño a los órganos genitales y a los fetos.

Los sistemas modernos de rayos X digitales utilizan menos radiación que la radiología convencional utilizada en el pasado.

El área en el cuerpo que los médicos están tratando de ver en una radiografía no es el único lugar que recibe radiación. Algunos rayos X rebotan y se desplazan más allá del área prevista. A esto se le llama "dispersión". La dispersión puede proporcionar una pequeña dosis de radiación a otros órganos del cuerpo. Algunos estudios demuestran que el uso de un protector fuera del cuerpo para proteger los órganos genitales no reduce la dispersión dentro del cuerpo.

La protección puede hacer que las imágenes sean menos útiles y aumentar la radiación para el paciente

Algunas veces, la protección puede cubrir partes del cuerpo que los médicos están tratando de ver en la imagen. Si esto sucede, la radiografía no proporcionará la mejor imagen para diagnosticar la enfermedad. Por tanto, el personal podría necesitar repetir la radiografía.

Las máquinas de rayos X modernas ajustan la cantidad de radiación que usan mientras toman fotografías. Si hay un protector, es posible que la máquina no se ajuste correctamente y que utilice más radiación de la necesaria. Esto puede aumentar la dosis de radiación que recibirá el paciente. También puede reducir la calidad de la imagen.

Protección de los miembros de la familia

A veces se permite que un miembro de la familia permanezca en la sala de rayos X con el paciente. El personal de St. Jude seguirá exigiendo a los familiares que usen delantales de plomo durante estas pruebas, ya que los protegerá de cualquier rayo X que se disperse lejos del paciente.

¿Aún puede proteger a mi hijo?

Sí. Aunque los expertos ya no recomiendan el uso de protectores, el personal puede usar un protector a petición suya para ayudar a calmar el miedo o la ansiedad de un paciente o de la familia.

¿Preguntas?

¿Tiene preguntas sobre el uso de la radiación en los rayos X o sobre el motivo por el cual no se utilizan protectores para el paciente durante estas pruebas? Hable con su médico, con el personal de enfermería o con el médico del personal. 


 

Este documento no intenta reemplazar el cuidado y atención de su médico personal o de otros servicios médicos profesionales. Nuestro objetivo es promover una participación activa en su cuidado y tratamiento proporcionándole información y educación. Preguntas sobre problemas personales de salud u opciones de tratamientos específicos deben ser tratadas con su médico.

 

St. Jude Children’s Research Hospital cumple con las leyes federales de derechos civiles aplicables y no discrimina por motivos de raza, color, nacionalidad, edad, discapacidad o sexo.

ATENCIÓN: si habla español, tiene a su disposición servicios gratuitos de asistencia lingüística. Llame al 1-866-278-5833 (TTY: 1-901-595-1040).

ATTENTION: If you speak another language, assistance services, free of charge, are available to you. Call 1-866-278-5833 (TTY: 1-901-595-1040).

  1-866-278-5833  تنبيه: إذا كنت تتحدث بلغة أخرى، فيمكنك الاستعانة بخدمات المساعدة اللغوية المتوفرة لك بالمجان. يرجى الاتصال بالرقم

.(1-901-595-1040 :الهاتف النصي)  

Para ver actualizaciones acerca de COVID-19, por favor lea aquí.