¿SABE USTED...?

Tratamiento para prevenir los coágulos sanguíneos

 
 

Los catéteres venosos centrales y algunas veces las drogas de quimioterapia pueden hacer que se formen coágulos sanguíneos más rápidamente. Los coágulos en las venas y las arterias pueden hacer que el flujo de sangre se haga más lento o se detenga en alguna parte del cuerpo. Cuando el flujo de sangre es más lento o se detiene por causa de un coágulo, la zona del cuerpo que no recibe sangre puede inflamarse, presentar decoloración o dolor. En algunos casos, el coágulo puede desplazarse por la vena y alojarse en una zona como el pulmón, en donde puede provocar problemas respiratorios graves. Por esta razón, a algunos pacientes que padecen cáncer se les administra anticoagulantes para diluir la sangre y evitar los coágulos. Estos medicamentos se llaman anticoagulantes. Se incluyen las drogas como la heparina, la enoxaparina (Lovenox® ) y la warfarina (Coumadin® ).

En algunos hospitales estadounidenses se han informado errores graves en la administración de anticoagulantes. Estos errores ocasionaron daños en bebés y en algunos casos los bebés fallecieron. La sobredosis administrada fue causada por dos dosis muy diferentes de heparina que estaban en envases (botellas) similares.

St. Jude ha tenido sistemas de seguridad durante años para evitar errores con los diluyentes de la sangre. Igualmente, el personal aprendió algo de cada uno de los errores ocurridos con los medicamentos en otros hospitales y sobre el informe revelado en un estudio de investigación. El personal continúa mejorando los sistemas de seguridad de St. Jude en el uso de medicamentos para disminuir el riesgo de que se cometan errores similares en este lugar. A pesar de las precauciones, la heparina y otros anticoagulantes son medicamentos de alto riesgo. El personal quiere que usted esté conciente de los riesgos y sepa lo que puede hacer para ayudar a que su niño esté seguro. 

Pautas generales para los diluyentes de la sangre

  • Si su niño está recibiendo un diluyente de la sangre, a menudo el personal tomará muestras de sangre con el fin de averiguar si la sangre coagula muy rápido. Para obtener los mejores resultados, se debe extraer de una vena utilizando una aguja, o de un catéter venoso central que nunca haya recibido heparina. Sabemos que a su niño no le gustan los pinchazos, pero este es el único modo de obtener los resultados correctos que ayudarán a asegurar la salud y la seguridad de su niño mientras recibe este medicamento. 
  • Su niño no debe tomar un diluyente de la sangre el día de un procedimiento o una cirugía. Su niño dejará de tomar el medicamento de 12 a 24 horas antes y después dependiendo del tipo de procedimiento o cirugía. Hable con el médico de su niño, la enfermera o el farmacéutico si tiene preguntas sobre cuando dejar de administrar este medicamento.
  • Algunos medicamentos que diluyen la sangre se administran para prevenir los coágulos sanguíneos en el cuerpo. Otros medicamentos que diluyen la sangre se administran para prevenir la formación de coágulos en los catéteres venosos centrales. Si su niño tiene un catéter venoso central, es posible que todos los días, en ciertos momentos, usted o el personal enjuague el catéter con un diluyente de la sangre. Si usted debe hacerlo, siga las pautas cuidadosamente.  

Los diluyentes de la sangre pueden ser peligrosos. Si su niño está recibiendo alguno de estos medicamentos, le pedimos que lea la guía de Medicina del paciente que le corresponde al medicamento, para informarse sobre las medidas de seguridad y los posibles efectos secundarios. La enfermera de su niño, el médico, o el farmacéutico le dará la guía de Medicina del paciente del diluyente de la sangre que se le está administrando a su niño. Entre las guías de Medicina del paciente de estos medicamentos se incluyen: “Solución heparinizada para niños y jóvenes adultos”, “Solución heparinizada para niños pequeños”, “Warfarina”, y “Enoxaparina”.


 

Este documento no intenta reemplazar el cuidado y atención de su médico personal o de otros servicios médicos profesionales. Nuestro objetivo es promover una participación activa en su cuidado y tratamiento proporcionándole información y educación. Preguntas sobre problemas personales de salud u opciones de tratamientos específicos deben ser tratadas con su médico.

 

St. Jude Children’s Research Hospital cumple con las leyes federales de derechos civiles aplicables y no discrimina por motivos de raza, color, nacionalidad, edad, discapacidad o sexo.

ATENCIÓN: si habla español, tiene a su disposición servicios gratuitos de asistencia lingüística. Llame al 1-866-278-5833 (TTY: 1-901-595-1040).

ATTENTION: If you speak another language, assistance services, free of charge, are available to you. Call 1-866-278-5833 (TTY: 1-901-595-1040).

  1-866-278-5833  تنبيه: إذا كنت تتحدث بلغة أخرى، فيمكنك الاستعانة بخدمات المساعدة اللغوية المتوفرة لك بالمجان. يرجى الاتصال بالرقم

.(1-901-595-1040 :الهاتف النصي)  

Para ver actualizaciones acerca de COVID-19, por favor lea aquí.