Ir al contenido principal

¿SABE USTED...?

Crisis aplásica

 
 

¿Qué es una crisis aplásica?

Una crisis aplásica se produce cuando el cuerpo no produce suficientes glóbulos rojos nuevos para reemplazar los que ya están en la sangre. Normalmente, el tejido blando en el centro de los huesos, llamado médula ósea, produce constantemente glóbulos rojos nuevos. Estas células van al suministro de sangre y transportan el oxígeno por el cuerpo.

Su hijo necesita producir una gran cantidad de glóbulos rojos nuevos si tiene anemia falciforme, pero durante una crisis aplásica, la médula ósea deja de producir glóbulos rojos durante un corto período de tiempo. A esto se le llama crisis aplásica transitoria (temporal). Habitualmente, dura de 7 a 10 días. Entonces la médula ósea empieza a producir glóbulos rojos nuevamente.

Una crisis aplásica no representa un problema para la mayoría de las personas porque los glóbulos rojos normales duran entre 90 a 120 días, pero presenta un problema serio para las personas que padecen anemia falciforme. Sus glóbulos rojos solo duran de 7 a 20 días. Por lo tanto, si su hijo con anemia falciforme deja de producir glóbulos rojos durante algunos días, puede sufrir una anemia grave (cantidad demasiado baja de glóbulos rojos).

La crisis aplásica es una emergencia médica. Su hijo necesita ser tratado para evitar problemas de salud graves, incluida la muerte.

¿Qué provoca una crisis aplásica?

Habitualmente, un virus. El Parvovirus B19 es una (1) de las causas más comunes. «Eritema infeccioso» es otro de sus nombres. Este virus hace que la médula ósea deje de producir glóbulos rojos nuevos durante 7 a 10 días.

¿Cómo sabré si mi hijo está sufriendo una crisis aplásica?

Su hijo puede tener fiebre y tos, y sentirse muy cansado. Puede parecer engripado. Sin embargo, empeorará con el transcurso de los días en lugar de mejorar. Su nivel de energía será bajo, estará cansado y lucirá pálido.

Cuándo llamar al médico o la enfermera

Si piensa que su hijo está sufriendo una crisis aplásica, llame a la enfermera a cargo del caso. Después del horario habitual de oficina, pida por el hematólogo de guardia.

Lleve a su hijo a la sala de emergencias inmediatamente si:

  • Tiene dificultades para respirar. 
  • Le cuesta despertarse.
  • Luce extremadamente pálido. 
  • Parece extremadamente cansado.

Si percibe alguno de estos signos, no espere para hablar con la enfermera a cargo del caso o el hematólogo. Diríjase a la sala de emergencias y siempre llame al 911 si su hijo presenta una emergencia médica y necesita ayuda de inmediato.

¿Cómo sabrá el médico si mi hijo está sufriendo una crisis aplásica?

El personal tomará una muestra de sangre de su hijo. Realizarán 2 pruebas, un hemograma completo (CBC, por sus siglas en inglés) y un recuento de reticulocitos.

Qué le indicará el CBC al médico de su hijo

El CBC le indicará al médico cuál es el nivel de hemoglobina de su hijo. La hemoglobina es parte de la sangre que transporta el oxígeno. Las personas con anemia falciforme tienen una hemoglobina anormal llamada hemoglobina falciforme (hemoglobina S). No dura tanto como la hemoglobina normal, por lo que las personas con anemia falciforme tienen muy poca hemoglobina en la sangre. Una persona con anemia falciforme se pondrá todavía más anémica durante una crisis aplásica. Los niveles de hemoglobina pueden caer peligrosamente durante una crisis aplásica.

Qué le indica el recuento de granulocitos al médico de su hijo

El recuento de reticulocitos le indica al médico cuántos glóbulos rojos jóvenes hay presentes en la sangre. Un reticulocito es un glóbulo rojo nuevo que se forma en la médula ósea. Habitualmente, los reticulocitos permanecen en la sangre hasta que se transforman en glóbulos rojos maduros. Pueden salir de la médula ósea y desplazarse hacia dentro del torrente sanguíneo. Una persona con anemia falciforme habitualmente tiene un recuento alto de reticulocitos. Durante una crisis aplásica, el recuento de reticulocitos puede caer inclusive a cero.

Conocer el CBC y los recuentos de reticulocitos le indicará al médico cuán grave es la anemia. Esto lo ayudará a decidir cuál será el tratamiento indicado. El médico probablemente controlará el CBC y el recuento de reticulocitos de su hijo a diario durante una crisis aplásica.

¿Cómo se trata una crisis aplásica?

Su hijo puede necesitar una transfusión de sangre si presenta una anemia grave. Los glóbulos rojos donados le darán al cuerpo oxígeno hasta que la médula ósea empiece a producir reticulocitos nuevamente.

Su hijo será aislado durante el tratamiento. Esto significa que estará en una habitación lejos de otros pacientes. Esto es necesario porque el parvovirus puede transmitirse de persona a persona. No es peligroso para la mayoría de las personas, pero puede causar problemas a las mujeres embarazadas y a otras personas con anemia falciforme. Las personas que ingresen a la habitación de su hijo deben usar una máscara y una bata.

¿Puede un niño sufrir más de una (1) crisis aplásica?

Habitualmente, no. Una vez que un niño contrae una infección por parvovirus, es raro que vuelva a contraerla. 

¿Es necesario que la familia sea cuidadosa?

Sí. El Parvovirus se propaga con facilidad. Su médico deberá controlar a cualquier otro niño en su familia que tenga anemia falciforme. Las mujeres embarazadas deben permanecer alejadas de un niño que tenga una crisis aplásica porque el virus puede dañar al niño por nacer. Si una mujer embarazada ha estado cerca de alguien que tiene parvovirus, debe informar a su médico inmediatamente.

¿Se puede evitar una crisis aplásica?

No. Otros virus, aparte del parvovirus, pueden provocar una crisis aplásica. Los niños menores de 15 años con anemia falciforme tienen mayores probabilidades de contraer parvovirus y tener una crisis aplásica. Es imposible que su hijo evite todos los virus, pero puede tomar medidas para reducir las posibilidades de que contraiga uno.

¿Qué puedo hacer para evitar la transmisión de los virus?

Puede evitar que los virus se transmitan haciendo las siguientes cosas:

  • Lavarse las manos con frecuencia. Use agua y jabón o un sanitizante de manos con alcohol. 
  • Cubrirse el rostro si tose o estornuda. Use el brazo o un papel. Descarte el papel y lávese las manos. 
  • Evitar tocarse los ojos, la nariz o la boca si presenta síntomas de gripe. Podría tener gérmenes en las manos y transmitirlos al tocar otras cosas. 
  • Darse las vacunas contra la gripe de estación tan pronto como estén a disposición del público cada año. Darse la pneumovax, H1N1 y otras vacunas en el momento correcto. 

Estas cosas son importantes ya que puede transmitir un virus incluso antes de empezar a sentirse mal.

¿Preguntas?

Si tiene preguntas, hable con un miembro del equipo de hematología. Llame a la clínica al 901-595-5041 de lunes a viernes, de 7.30 a.m. a 5 p. m. Después de las 5 p. m. o durante los fines de semana, llame al 901-595- 3000 y pida para hablar con el hematólogo de guardia.

También puede llamar a la operadora principal del St. Jude al 901-595-3300 o a la línea gratuita al 1-866- 2STJUDE (1-866-278-5833).

Lleve a su hijo a la sala de emergencias si no puede comunicarse con alguien del equipo de hematología ni con el hematólogo.


 

Este documento no intenta reemplazar el cuidado y atención de su médico personal o de otros servicios médicos profesionales. Nuestro objetivo es promover una participación activa en su cuidado y tratamiento proporcionándole información y educación. Preguntas sobre problemas personales de salud u opciones de tratamientos específicos deben ser tratadas con su médico.

 

St. Jude Children’s Research Hospital cumple con las leyes federales de derechos civiles aplicables y no discrimina por motivos de raza, color, nacionalidad, edad, discapacidad o sexo.

ATENCIÓN: si habla español, tiene a su disposición servicios gratuitos de asistencia lingüística. Llame al 1-866-278-5833 (TTY: 1-901-595-1040).

ATTENTION: If you speak another language, assistance services, free of charge, are available to you. Call 1-866-278-5833 (TTY: 1-901-595-1040).

  1-866-278-5833  تنبيه: إذا كنت تتحدث بلغة أخرى، فيمكنك الاستعانة بخدمات المساعدة اللغوية المتوفرة لك بالمجان. يرجى الاتصال بالرقم

.(1-901-595-1040 :الهاتف النصي)