Ir al contenido principal

¿SABE USTED...?

Vacunas y trastornos hemorrágicos

 
 

Las vacunas son inyecciones para evitar enfermedades. Las enfermedades que las vacunas evitan son graves, tales como la polio, tos ferina, y tétano. Su niño necesita las vacunas, aun si tiene trastornos hemorrágicos. La enfermera o el médico de su niño deberá aplicar las vacunas de una cierta forma para ayudar a que su niño no sangre más de lo que debería. La mayoría de los niños con trastornos hemorrágicos pueden recibir todas las vacunas.

Esta guía instructiva le indica la forma más segura para que los niños que padecen trastornos hemorrágicos reciban las vacunas. Usted puede compartirlo con el médico de su niño si es necesario.

¿Cómo debe recibir mi niño las vacunas?

Su niño con trastornos hemorrágicos debe recibir las vacunas de este modo:

  • Solamente dos vacunas a la vez, una en cada muslo. No más de dos vacunas en cada visita al médico. 
  • Justo debajo de la piel en vez del músculo. La inyección debajo de la pied se denomina “subcutánea”. (Las enfermeras y los médicos las llaman simplemente subcu). Hay menos posibilidad de hemorragia cuando la aguja no entra en el músculo. 
  • Si es posible aplicarla en la parte superior del muslo. 

Antes de que se le aplique una inyección a su niño, pregunte si será debajo de la piel o en el músculo. (Las enfermeras y los médicos las llaman “I-M” a las inyecciones en el músculo). Recuérdele al médico o a la enfermera que su niño tiene trastornos hemorrágicos.

¿Que ocurre si a mi niño se le tiene que aplicar una vacuna en el músculo?

Pregúntele a su enfermera o al médico si le puede aplicar la vacuna debajo de la piel o de otra forma, como un líquido o un vaporizador para la nariz. Recuérdeles que su niño tiene trastornos hemorrágicos si usted no está seguro de que ellos lo recuerdan.

Si el médico o la enfermera dicen que la vacuna se tiene que aplicar en el músculo, consulte con el hematólogo de St. Jude antes de que se la apliquen.

Después de que su niño reciba la vacuna

Después de que su niño reciba la vacuna, la enfermera o el médico tendrán que presionar en el lugar con gaza esterilizada y sostener una compresa de hielo sobre el lugar. Esto ayudará a detener cualquier hemorragia en el lugar en donde la aguja ingresó en la piel. La enfermera o el médico le podrán pedir a usted que sostenga la compresa de hielo. Manténgalo sobre su niño durante 15 a 20 minutos después de la aplicación.

Al retirar la gaza y la compresa de hielo, la enfermera pegará una venda firmemente en el lugar en donde se le aplicó la vacuna. 

Lo que hay que hacer para la hinchazón o cualquier otro problema

Si la zona en donde se le aplicó la vacuna comienza a hincharse, es posible que haya que aplicarle una inyección con un factor coagulante. También puede ponerle la compresa de hielo en la zona. Si su niño parece inquieto o tiene fiebre después de la vacuna, le puede dar acetaminofeno (Tylenol®). Si su niño no se siente mejor en 24 horas, llame al médico o la enfermera al consultorio o la clínica en donde se le aplicó la vacuna.

El lugar en donde se le aplicó la inyección puede presentar enrojecimiento y estar hinchado. Continue usando hielo. Marque alrededor de la protuberancia con un marcador suave y obsérvelo durante 24 horas. Si aumenta de tamaño, se pone más rojo, o caliente, llame a la Clínica de Hematología de St. Jude al 901-595-5041, y hable con el pediatra de su niño.

¿Preguntas?

Si tiene preguntas acerca de las vacunas para su niño que tiene trastornos hemorrágicos, llame a Hematología de St. Jude y al pediatra de su niño. Si está preocupado por el músculo o por una hemorragia en el tejido blando después de que se le ha aplicado la vacuna, consulte con la clínica H al 901-595-5041. 


 

Este documento no intenta reemplazar el cuidado y atención de su médico personal o de otros servicios médicos profesionales. Nuestro objetivo es promover una participación activa en su cuidado y tratamiento proporcionándole información y educación. Preguntas sobre problemas personales de salud u opciones de tratamientos específicos deben ser tratadas con su médico.

 

St. Jude Children’s Research Hospital cumple con las leyes federales de derechos civiles aplicables y no discrimina por motivos de raza, color, nacionalidad, edad, discapacidad o sexo.

ATENCIÓN: si habla español, tiene a su disposición servicios gratuitos de asistencia lingüística. Llame al 1-866-278-5833 (TTY: 1-901-595-1040).

ATTENTION: If you speak another language, assistance services, free of charge, are available to you. Call 1-866-278-5833 (TTY: 1-901-595-1040).

  1-866-278-5833  تنبيه: إذا كنت تتحدث بلغة أخرى، فيمكنك الاستعانة بخدمات المساعدة اللغوية المتوفرة لك بالمجان. يرجى الاتصال بالرقم

.(1-901-595-1040 :الهاتف النصي)