Ir al contenido principal

¿SABE USTED...?

Derivación externa

 
 

Si su niño tiene una derivación externa, usted debe leer esta guía después de leer “Sabe usted… Derivación ventrículo-peritoneal.” Esta guía instructiva es importante porque lo puede ayudar a que su niño esté seguro con una derivación externa.

¿Qué es una derivación externa?

La derivación externa es un tubo largo de plástico que permite que se drene el líquido del cerebro. Los médicos usan la derivación externa a fin de aliviar la presión. Esta presión generalmente está causada por una condición llamada hidrocefalia. Esta condición hace que el líquido se forme dentro del cerebro. El líquido denominado líquido cefalorraquídeo o CFS, por sus siglas en inglés necesita ayuda para drenar. De lo contrario, el aumento de presión puede dañar el cerebro de su niño y hasta puede ser mortal.

Hay dos tipos de derivación:

  • La derivación ventrículo-peritoneal, que drena el líquido cefalorraquídeo del cerebro a otra zona del cuerpo y 
  • La derivación externa que drena el líquido eefalorraquídeo (CFS) fuera del cuerpo. 

Con una derivación externa, uno de los extremos del tubo se inserta a través de un pequeño corte en la piel. Luego, el tubo se conecta a una bolsa de drenaje que se encuentra fuera del cuerpo.

¿Por qué tiene mi niño una derivación externa?

Es posible que su niño necesite una derivación externa por varias razones. A continuación mencionamos algunas de las razones por las cuales el médico usa una derivación externa:

  • Para aliviar la presión en el cerebro de la hidrocefalia que de repente empeora (hidrocefalia aguda). 
  • Para aliviar la presión generada por el sangrado en el cerebro, una infección llamada meningitis, o un tumor que bloquea el fluido normal de la sangre. 
  • Para ayudar cuando se infecta la derivación regular de su niño. Si esto ocurre, los médicos tratarán la infección. Durante el tratamiento, el líquido cefalorraquídeo drena en una bolsa exterior. Cuando no haya más infección el médico, podrá poner la derivación ventrículo – peritoneal en su lugar. 
  • Para evitar que las células tumorales se propaguen del cerebro a otras partes del cuerpo. Cuando el líquido cefalorraquídeo de su niño no contenga más células tumorales, el médico podrá usar una derivación ventrículo peritoneal. 

Lo que tiene que saber en el hospital

Mantener a su niño y el sistema de la bolsa en posición

Es muy importante que usted tenga en cuenta que la cabeza de su niño y el sistema de derivación deben permanecer en la posición correcta. La derivación externa drena en una bolsa fuera del cuerpo. En el hospital, esta bolsa es parte de un sistema que chequea y controla cómo drena el líquido. Para que esto se haga correctamente,el sistema y la cabeza de su niño tienen que estar en la posición correcta. No mueva la bolsa de drenaje ni la cama de su niño sin consultar primero con el médico o la enfermera. Al mover cualquiera de los dos puede provocar que el líquido drene más rápido o más lentamente. Esto puede provocar problemas para su niño incluso un derrame cerebral.

El médico de su niño decide cuál es la mejor posición en que debe permanecer la cabeza de su niño y el sistema de derivación. La enfermera controlará esto con frecuencia. La enfermera pondrá un cartel en la puerta indicando que no se debe mover a su niño sin antes consultar con el personal de Enfermería.

Si la bolsa de su niño no tiene un sistema

A veces, su niño puede tener una bolsa de drenaje sin el sistema que la chequea y controla. Si es así, la posición de la bolsa es importante. La bolsa tiene un filtro en la parte superior que no tiene que mojarse. Si se moja, puede dejar de funcionar. Por lo tanto, asegúrese de que la bolsa permanezca en posición vertical a la altura de la cintura de su niño. Consulte con la enfermera de su niño para que le muestra cuál es la posición correcta.

Cuándo debe llamar a la enfermera

Llame a la enfermera si:

  • El tubo se desconecta o tiene una torcedura,
  • Si su niño tiene dolor de cabeza, le duele el estómago o vomita, o
  • Su niño presenta cualquiera de lo mencionado a continuación bajo el título “Cuándo pedir ayuda con la derivación externa de su niño”. 

Lo que tiene que saber en su casa

  • Siempre mantenga la bolsa de drenaje a la altura que le indica el médico. Si la bolsa está muy alta, es posible que no drene lo suficiente. Si está muy baja, es posible que drene demasiado.
  • Si tiene una cama de hospital, mantenga la cabecera de la cama de su niño a la altura indicada por el médico. Si no tiene una cama de hospital en su casa, use almohadas para mantener la cabeza de su niño a la altura apropiada.
External shunt
  • Tenga siempre a mano gasa esterilizada y una pinza hemostática. Su enfermera o enfermero se las proporcionará. Si el tubo se rompe, envuélvalo con una gasa esterilizada y ajústelo con la pinza en la rotura ( como se muestra en la imagen). Llame a su enfermera o enfermero o a la clínica inmediatamente.
  • Tenga cuidado cuando mueva a su niño o al sacarle la ropa si la bolsa está prendida a la ropa o a su cama.
  • Mantenga la bolsa constantemente en posición vertical. La bolsa de drenaje tiene un filtro. Si el filtro se moja con CSF es probable que no drene correcctamente.
  • Su enfermera o enfermero cambiará la bolsa diariamente y enviará el CSF al laboratorio si es necesario. 

¿Cuándo necesito ayuda con la derivación externa de mi niño?

Llame a su enfermera o a la clínica inmediatamente, si ocurre algo de lo mencionado a continuación. Después del horario de atención, llame a St. Jude y hable con el médico de guardia.

Usted debe pedir ayuda con la derivación externa si ocurre lo siguiente:

  • Si nota que el líquido no está drenando dentro de la bolsa o si está drenando más de lo normal. 
  • Si observa un cambio en el color del líquido. El líquido cefalorraquídeo normal es claro y no tiene color. El líquido puede estar teñido de sangre por varias horas después que la derivación pasa a ser externa, El CSF puede estar coloreado si hay una infección en la derivación. Puede tener sangre si el paciente ha sangrado dentro de la cabeza. 
  • La bolsa del filtro de drenaje se moja con el CSF. 
  • Después de cierta actividad, el tubo de la derivación parece que se hubiera salido de la piel, aunque sea un poco. No intente ponerlo en su lugar dentro del cuerpo de su niño.
  • El vendaje se moja, se afloja o se ensucia. 
  • El tubo de la derivación se rompe o gotea. 
  • Su niño tiene fiebre de 100.4 grados F (38.0 grados C) o más alta. 
  • Usted observa enrojecimiento o hinchazón en la piel en la zona por donde se extiende la derivación ventrículo peritoneal. 
  • Dolor de cabeza que aumenta a medida que pasa el tiempo. El niño está irritado (impaciente, protestón, quejoso, ansioso); esto puede ser la única señal de que un niño pequeño tiene dolor de cabeza pero no puede manifestarlo. 
  • Vómitos pero con poco o nada de náuseas (se siente mal del estómago). 
  • Su niño no está muy despierto – Si usted no puede despertar a su niño, diríjase a la sala de emergencias más cercana inmediatamente, o llame al 911
  • Usted nota cambios en el carácter- Por ejemplo un niño que normalmente es muy tratable, de repente se convierte en alguien muy difícil de manejar o “simplemente no está bien.” 
  • Presencia de un bulto suave en la cabeza de su niño. 
  • Su niño se queja de problemas en la visión (visión borrosa, o doble o tiene pérdida de la visión). 
  • Usted observa una pérdida de habilidades mentales o físicas que ya tenía dominadas (hitos de desarrollo que corresponden a la edad de su niño). 

¿Preguntas?

Para más información sobre la derivación externa, hable con el médico de St. Jude de su niño o con la enfermera o enfermero de cabecera. Llame a la clínica primaria de su niño si hay problemas o si tiene preguntas. 


 

Este documento no intenta reemplazar el cuidado y atención de su médico personal o de otros servicios médicos profesionales. Nuestro objetivo es promover una participación activa en su cuidado y tratamiento proporcionándole información y educación. Preguntas sobre problemas personales de salud u opciones de tratamientos específicos deben ser tratadas con su médico.

 

St. Jude Children’s Research Hospital cumple con las leyes federales de derechos civiles aplicables y no discrimina por motivos de raza, color, nacionalidad, edad, discapacidad o sexo.

ATENCIÓN: si habla español, tiene a su disposición servicios gratuitos de asistencia lingüística. Llame al 1-866-278-5833 (TTY: 1-901-595-1040).

ATTENTION: If you speak another language, assistance services, free of charge, are available to you. Call 1-866-278-5833 (TTY: 1-901-595-1040).

  1-866-278-5833  تنبيه: إذا كنت تتحدث بلغة أخرى، فيمكنك الاستعانة بخدمات المساعدة اللغوية المتوفرة لك بالمجان. يرجى الاتصال بالرقم

.(1-901-595-1040 :الهاتف النصي)