Ir al contenido principal

¿SABE USTED...?

Sobre la varicela

 
 

¿Qué es la varicela?

La varicela es una infección viral que puede contagiarse fácilmente de persona a persona. La persona con varicela contagia desde uno o dos días antes de que aparezca la erupción hasta que las ampollas tengan costras. Puede ser una enfermedad muy grave en un niño cuyo sistema inmunitario esté debilitado por el tratamiento contra el cáncer o por otros problemas inmunitarios. El virus generalmente causa fiebre, pérdida de apetito y disminución de la actividad, seguida por una erupción en la piel con picazón. En niños con el sistema inmunitario débil, puede llegar a infectar otros órganos como el cerebro, los pulmones y el hígado.

¿Cómo aparece?

Lleva un período de 10 a 21 días desde el momento en que el niño estuvo expuesto, hasta que usted comienza a ver la varicela (erupción en la piel).

Generalmente la erupción de la varicela aparece inicialmente en el tronco y la cara, y luego se dispersa a casi todo el resto del cuerpo, inclusive al cuero cabelludo y la ingle, y dentro de la boca, la nariz y las orejas.

Al principio, la erupción tiene la apariencia de puntos de color rosado que rápidamente forman pequeñas ampollas en la parte superior (una ampolla es una protuberancia en la piel llena de líquido). Luego de 24 horas aproximadamente, el líquido en las ampollas se vuelve turbio y las ampollas comienzan a abrirse y cicatrizar.

¿Cuánto durará?

Las ampollas de la varicela aparecen en tandas, por lo que luego de que algunas se hayan abierto, podría aparecer un nuevo grupo de ampollas. Habitualmente, al tercer día dejan de aparecer ampollas nuevas de varicela, y al sexto día, todas las ampollas tienen costras y comienzan a cicatrizar. En niños cuyo sistema inmunitario está debilitado, la erupción generalmente es más fuerte y dura más que 3 a 6 días. Esto sucede debido a que el niño no puede combatir el virus de la misma forma que un niño sano.

La enfermedad no se contagia a otros después de que las ampollas se secaron y cicatrizaron completamente. Los niños están generalmente “inmunes a” (protegidos de) la varicela luego de tener la enfermedad, a pesar de que el virus se mantiene activo en el organismo.

¿Qué es el herpes?

El herpes es otra enfermedad causada por el virus de la varicela. El niño que tuvo varicela corre el riesgo de tener herpes, ya que el virus se mantiene activo en el organismo. 

Aunque es más común en los adultos, cualquier persona que haya tenido varicela corre el riesgo de tener herpes. El herpes es aún más común en personas con sistemas inmunitarios debilitados por la infección del VIH, la quimioterapia, los tratamientos de radiación, los trasplantes y el estrés.

¿Y la vacuna?

Hoy en día se recomienda la aplicación de la vacuna de la varicela a todos los niños en los Estados Unidos. Es una forma debilitada del virus que causa muy poca enfermedad, pero protege de la forma más peligrosa del virus. Los niños que recibieron la vacuna de la varicela raramente padecen la enfermedad, aun cuando su sistema inmunitario esté debilitado. A pesar de que no es muy común, las personas que hayan recibido la vacuna igual pueden tener herpes en algún momento de su vida ya que el virus permanece en el cuerpo. No se debe aplicar la vacuna contra la varicela a niños con el sistema inmunitario débil ya que contiene virus vivos debilitados. Es importante que los hermanos de un niño con el sistema inmunitario débil reciban la vacuna contra la varicela para protegerlos de la infección y de esta forma proteger indirectamente al niño con el sistema inmunitario débil.

Para un niño con un sistema inmunitario débil y que nunca haya tenido varicela o que no haya recibido la vacuna, es peligroso estar cerca de alguien (hermano, hermana, amigo) con varicela o herpes. Informe de inmediato al doctor de su niño si éste tiene algún contacto con alguien con varicela o si estuvo expuesto 2 días antes de que al otro niño le apareciera la erupción de la varicela.

Si el niño estuvo expuesto y nunca ha tenido varicela, o recibido la vacuna, su médico podrá recomendarle medicinas para la varicela o le dará un tratamiento que contiene anticuerpos contra el virus de la varicela. Los niños que hayan estado expuestos a la enfermedad deben mantenerse alejados de los niños con el sistema inmunitario débil, por varias semanas para asegurarse de no contagiarlos.

Se debe comunicar al doctor de su ciudad, a la enfermera, a los maestros de la escuela y a los padres de los amigos sobre el riesgo que representa la varicela para su niño.

Cuándo llamar al doctor

Si su niño tiene un sistema inmunitario débil, llame a su doctor si:

  • Encuentra ampollas o erupción en su cuerpo. Llame al doctor de su ciudad o a St. Jude Children’s Research Hospital de inmediato, de día o de noche. 
  • Su niño nunca tuvo varicela y si no recibió la vacuna y está en contacto con alguien con varicela o herpes. En este caso, llame de inmediato al doctor de su niño en St. Jude. Este integrante del cuerpo médico puede ayudarlo a decidir si esta exposición es preocupante. Para obtener más información sobre cuándo debe usted llamar al doctor de su niño, consulte la guía “Sabe usted… Los signos de infección”. 

Mensaje importante

Muchos pacientes de St. Jude tienen mayor riesgo de contagio. Si su niño tiene una erupción cutánea, ha estado expuesto a la varicela o al herpes, o tiene alguna infección que se puede contagiar a otros pacientes, como un virus o diarrea, es necesario controlar esta condición antes de que su niño pueda estar en contacto con otros pacientes del St. Jude. Por favor llame al conmutador del hospital al 901-595-3300 y pregunte por el coordinador de enfermería; fuera de Memphis, marque el número gratuito 1-866-2ST-JUDE. El personal de St. Jude solicitará atención especial:

  • para que su niño sea visto en una de las habitaciones aisladas de la clínica; 
  • para proveer transporte privado e ingreso al hospital, así otros pacientes no se expondrán a una enfermedad contagiosa; y 
  • para que usted permanezca en un hotel donde su niño no esté cerca de otros pacientes. 
  • El médico y la enfermera llevarán una mascarilla, una bata y guantes para revisar a su niño. 

Si tiene preguntas sobre el riesgo de contagio de su niño, hable con su doctor o con la enfermera.  

 


 

Este documento no intenta reemplazar el cuidado y atención de su médico personal o de otros servicios médicos profesionales. Nuestro objetivo es promover una participación activa en su cuidado y tratamiento proporcionándole información y educación. Preguntas sobre problemas personales de salud u opciones de tratamientos específicos deben ser tratadas con su médico.

 

St. Jude Children’s Research Hospital cumple con las leyes federales de derechos civiles aplicables y no discrimina por motivos de raza, color, nacionalidad, edad, discapacidad o sexo.

ATENCIÓN: si habla español, tiene a su disposición servicios gratuitos de asistencia lingüística. Llame al 1-866-278-5833 (TTY: 1-901-595-1040).

ATTENTION: If you speak another language, assistance services, free of charge, are available to you. Call 1-866-278-5833 (TTY: 1-901-595-1040).

  1-866-278-5833  تنبيه: إذا كنت تتحدث بلغة أخرى، فيمكنك الاستعانة بخدمات المساعدة اللغوية المتوفرة لك بالمجان. يرجى الاتصال بالرقم

.(1-901-595-1040 :الهاتف النصي)