Ir al contenido principal

¿SABE USTED...?

Delirio

 
 

¿Qué es el delirio?

El delirio es un cambio en la forma en que las personas piensan, sienten y se comportan, causado por una afección o tratamiento médicos. Si sabemos que su hijo tiene delirio, podemos tratarlo. El tratamiento puede incluir la reparación de las causas del delirio, la administración de medicamentos y la modificación del entorno de su hijo.

Si el delirio no se trata, usted y su hijo pueden sufrir más angustia y confusión. Puede aumentar el riesgo de que su hijo sufra lesiones o la muerte. Además, su hijo podría tener problemas para obtener tratamiento o tener que quedarse más tiempo en el hospital.

¿Cuáles son los signos del delirio?

Podría pensar que su hijo nunca se ha comportado así. Por ejemplo, él podría:

  • Actuar confundido, sin saber dónde está o quién es usted.
  • Decir cosas que no tienen sentido. 
  • Ver o escuchar cosas que no están allí. 
  • Actuar molesto o enojado; su forma habitual de calmarlo no funciona. 
  • Dormir demasiado o muy poco; o bien, dormir mucho durante el día y permanecer despierto en la noche. 
  • Actuar de modo diferente al habitual: más temeroso, nervioso, inquieto, atento, desconfiado, enojado o desinteresado. 
  • Rechazar los medicamentos, quitarse la vía intravenosa o no hacer caso a las instrucciones. 

¿Qué puede causar delirio? 

  • Una infección o fiebre. 
  • Medicamentos, como algunos fármacos de quimioterapia y esteroides. 
  • Admisión en la Unidad de Cuidados Intensivos (Intensive Care Unit, ICU). 
  • Problemas de respiración, incluida la colocación de un tubo de respiración. 
  • Problemas con el equilibrio químico del cuerpo; es posible que escuche al médico o al enfermero llamarlo “electrolitos” o “equilibrio hidroelectrolítico”. 
  • Problemas para dormir
  • Un nuevo entorno. 

Cómo detecta y trata el delirio el equipo de St. Jude

El equipo de St. Jude controlará atentamente el comportamiento de su hijo. Esto supone controlar si su hijo está confundido, nervioso o si tiene otros posibles signos de delirio.

El delirio puede aparecer y desaparecer rápidamente. O bien, puede durar varios días o semanas. El tratamiento del delirio generalmente implica encontrar las principales causas y tratarlas. El equipo de St. Jude puede tomar medidas para ayudar a su hijo, entre ellas, la administración de medicamentos y la modificación del entorno, si fuera necesario. El médico de su hijo le solicitará al equipo de atención de salud mental que contribuya al tratamiento del delirio que padece su hijo.

¿Por qué mi hijo necesita servicios de salud mental?

Los proveedores de atención de salud mental están capacitados para descubrir las causas del delirio y favorecer su detención o evitar que empeoren. Por ejemplo, un psiquiatra puede recetar medicamentos para tratar el delirio. También puede revisar los medicamentos habituales de su hijo para saber si alguno de ellos podría causar delirio.

El delirio no significa que su hijo tenga una enfermedad mental. Significa que su enfermedad física está afectando su pensamiento, su comportamiento y sus emociones. El equipo de psiquiatría de St. Jude puede atender a su hijo el tiempo que dure el delirio. Tal vez brinden ayuda durante más tiempo si su familia tuviera otras necesidades.

¿Cómo puedo ayudar a mi hijo?

Estas son algunas medidas que puede probar.

Comunicación

Use palabras o frases claras, lentas y simples. Repita las cosas y dígale a su hijo quién es usted. Es posible que deba hacer esto con frecuencia mientras el niño tenga delirio.

Actividad

Evite restringir el movimiento de su hijo, por ejemplo, usando un “cinturón de seguridad” para mantenerlo en la cama. Anime a su hijo a hacer cosas por sí mismo.

Reorientación

Reoriente a su hijo respecto de dónde está, quién es usted y qué día y hora son. “Reorientar” significa recordarle, incluso aunque piense que su hijo debería saber las cosas.

Entorno

Asegúrese de que la habitación de su hijo se encuentre iluminada durante el día y oscura durante la noche. Intente mantener en silencio la habitación cuando su hijo se encuentre calmado o descansando. Evite tener prendida la televisión cuando su hijo no esté mirándola.

Sueño

En lo posible, ayude a su hijo a mantenerse despierto la mayor parte del día. Es posible que su hijo no siempre se mantenga despierto durante el día debido a los medicamentos o los procedimientos. Pero dormir menos durante el día ayuda a que su hijo duerma más durante la noche.

Familiaridad

Entregue a su hijo cosas que le resulten familiares, como su juguete preferido. Ponga música que conozca. Lleve objetos de su hogar a la habitación de su hijo. Evite recibir visitas de personas a quienes su hijo no conozca bien. Solicítele a su equipo de St. Jude que atiendan a su hijo los miembros del personal que le resulten familiares.

Salir de la cama

Ayude a su hijo a sentarse en la cama, a levantarse y a caminar lo más que pueda.

Reconfortar

Reconforte y consuele a su hijo. Dígale que estará bien y que usted u otro ser querido permanecerán a su lado.0

¿Preguntas?

Si cree que su hijo presenta delirio o actúa de modo extraño, comuníqueselo al médico o personal de enfermería lo antes posible.

Si tiene preguntas sobre el delirio, comuníquese con el departamento de Psiquiatría de St. Jude. Si su hijo está en el hospital, puede llamar al 901-595-0388 o al 901-595-0389 para comunicarse con un médico.

Si su hijo está en casa o en un alojamiento de St. Jude y usted piensa que podría tener delirio, puede traerlo a la Sala de Medicina.


 

Este documento no intenta reemplazar el cuidado y atención de su médico personal o de otros servicios médicos profesionales. Nuestro objetivo es promover una participación activa en su cuidado y tratamiento proporcionándole información y educación. Preguntas sobre problemas personales de salud u opciones de tratamientos específicos deben ser tratadas con su médico.

 

St. Jude Children’s Research Hospital cumple con las leyes federales de derechos civiles aplicables y no discrimina por motivos de raza, color, nacionalidad, edad, discapacidad o sexo.

ATENCIÓN: si habla español, tiene a su disposición servicios gratuitos de asistencia lingüística. Llame al 1-866-278-5833 (TTY: 1-901-595-1040).

ATTENTION: If you speak another language, assistance services, free of charge, are available to you. Call 1-866-278-5833 (TTY: 1-901-595-1040).

  1-866-278-5833  تنبيه: إذا كنت تتحدث بلغة أخرى، فيمكنك الاستعانة بخدمات المساعدة اللغوية المتوفرة لك بالمجان. يرجى الاتصال بالرقم

.(1-901-595-1040 :الهاتف النصي)