Ir al contenido principal

¿SABE USTED...?

Trismo

 
 

Muchos nervios y músculos trabajan en conjunto para que su hijo pueda abrir y cerrar la boca. Cuando estos músculos están dañados, su hijo podría tener una enfermedad llamada “trismo”.

¿Qué es el trismo y qué lo causa?

El trismo es una enfermedad que dificulta la apertura de la boca. Puede ocurrir por un daño en los nervios o en una articulación, como la “articulación temporomandibular”, o TMJ (por sus siglas en inglés). También puede suceder por un daño en los músculos de la mandíbula, por un crecimiento rápido del tejido cicatricial o por una combinación de estas causas. Puede ocurrir durante el tratamiento de su hijo, justo después del tratamiento o años más tarde. 

Skull

Entre las causas comunes de trismo se incluyen:

  • cirugía en la cabeza, en el cuello o en la mandíbula; 
  • radiación por cáncer en la cabeza y en el cuello; 
  • cirugía en la cara; 
  • tumor que afecta los huesos, músculos y nervios que permiten abrir la boca; y 
  • algunos medicamentos. 

La imagen de la derecha muestra la mandíbula superior y la inferior. También muestra la “articulación temporomandibular”, o TMJ.

¿Tendrá mi hijo trismo?

Quizás no. Algunas personas que reciben tratamiento por cáncer en la cabeza y en el cuello no tienen trismo.

El trismo puede ser leve o grave. Así que es posible que su hijo pueda abrir la boca tanto como quiera. O es posible que solo pueda abrirla un poco.

¿Debo estar atento a los signos de trismo en mi hijo?

Sí. Los médicos saben que cuando los músculos no se mueven con normalidad durante 3 días o más, comienzan a atrofiarse. De la misma manera, las articulaciones que no se mueven comienzan a desintegrarse. El trismo puede ocurrir en cualquier momento durante el tratamiento de su hijo o incluso años después del tratamiento si su hijo recibió radiación. Usted debe estar atento a signos que indiquen que su hijo está teniendo problemas para abrir la boca. Una vez que el trismo progresa, es muy difícil de tratar. Por ello es importante prevenir el trismo y tratarlo lo antes posible. Su hijo podría consultar a un logopeda cuando comience su tratamiento con radiación. El logopeda puede enseñarle ejercicios para ayudarle a prevenir el trismo.

Trismus test

Un examen simple para detectar el trismo

La mayoría de las personas puede abrir la boca tanto como para que entren 3 dedos. Para evaluar si su hijo tiene trismo, pídale que coloque sus 3 dedos centrales de manera lateral. Luego, pídale que inserte los 3 dedos en su boca con las puntas de los dedos hacia la garganta. Si los tres dedos entran entre los dientes frontales superiores e inferiores, su hijo tiene una apertura de boca normal. Si su hijo no puede poner los 3 dedos en la boca, es posible que tenga trismo.

¿Qué problemas puede causar el trismo?

El trismo puede afectar la calidad de vida de su hijo, hacerlo sentir incómodo, o ambas cosas. Cuando su hijo no puede abrir la boca, le resulta difícil al médico examinar esta área. La lista a continuación le informa sobre otros problemas causados por el trismo

  • Debilidad: su hijo podría cansarse fácilmente al masticar o hablar. 
  • Mal aliento, caries e infecciones en la boca: el trismo dificulta la limpieza completa de la boca y de los dientes. 
  • Problemas con controles y tratamientos dentales. 
  • Problemas para masticar: su hijo podría perder peso o correr riesgo de asfixia si tiene problemas para masticar los alimentos.
  • Problemas del habla: la boca no puede abrirse lo suficiente como para emitir sonidos normales. 
  • Problemas para insertar un tubo de respiración: si su hijo necesita un tubo de respiración para el tratamiento médico. 
  • Dolor en la mandíbula. 

¿Cuál es el tratamiento para el trismo? 

Lo más probable es que el tratamiento temprano pueda ayudar. También le resultará más fácil a su hijo. La lista a continuación menciona algunos tratamientos para el trismo. El médico o el terapeuta de su hijo podrá informarle si su hijo necesita estos tratamientos y cómo realizarlos. 

  • Ejercicios para estirar la mandíbula gradualmente. Su hijo puede utilizar determinados dispositivos médicos de ayuda, como el TheraBite®. Si su hijo necesita un TheraBite®, el médico puede recetarle uno. 
  • Masaje de los músculos de la mandíbula: esto ayuda en la relajación de los músculos. • 
  • Hielo o calor.

¿Preguntas?

Si tiene preguntas sobre el trismo, hable con su equipo médico o llame a los Servicios de Rehabilitación al 901-595-3621. 


 

Este documento no intenta reemplazar el cuidado y atención de su médico personal o de otros servicios médicos profesionales. Nuestro objetivo es promover una participación activa en su cuidado y tratamiento proporcionándole información y educación. Preguntas sobre problemas personales de salud u opciones de tratamientos específicos deben ser tratadas con su médico.

 

St. Jude Children’s Research Hospital cumple con las leyes federales de derechos civiles aplicables y no discrimina por motivos de raza, color, nacionalidad, edad, discapacidad o sexo.

ATENCIÓN: si habla español, tiene a su disposición servicios gratuitos de asistencia lingüística. Llame al 1-866-278-5833 (TTY: 1-901-595-1040).

ATTENTION: If you speak another language, assistance services, free of charge, are available to you. Call 1-866-278-5833 (TTY: 1-901-595-1040).

  1-866-278-5833  تنبيه: إذا كنت تتحدث بلغة أخرى، فيمكنك الاستعانة بخدمات المساعدة اللغوية المتوفرة لك بالمجان. يرجى الاتصال بالرقم

.(1-901-595-1040 :الهاتف النصي)