¿SABE USTED...?

Recogida de células para terapia de células T con CAR

 
 

Su hijo podría beneficiarse con un tratamiento llamado “terapia de células T con CAR”. Dicho tratamiento ayuda a que el sistema de defensas del cuerpo, llamado “sistema inmunitario”, mejore a la hora de destruir células cancerosas. Puede que también oiga que su equipo del St. Jude lo llama “inmunoterapia” (in-mu-note-ra-pia) o terapia celular.

El primer paso consiste en recoger células T de la sangre mediante un procedimiento denominado “aféresis”. Se pronuncia “A-fé-re-sis”. Una “célula T” es un tipo de glóbulo blanco y la aféresis toma glóbulos blancos de la sangre.

La sangre para la recogida de células T puede provenir de su hijo o de un donante. Podemos usar las células inmediatamente para crear células T con CAR o congelarlas por si las precisamos más tarde.

Cómo se realiza la aféresis

La aféresis se realiza en el centro de donantes de sangre o en el hospital si su hijo permanece allí. Puede recostarse en una silla cómoda durante el procedimiento. Una enfermera u otro miembro del equipo del St. Jude le colocará una vía intravenosa en ambos brazos. Se utiliza una vía intravenosa o una vía central para que la sangre fluya hacia afuera, y otra permite que la sangre vuelva a ingresar después de recoger las células necesarias. Si su hijo ya tiene una vía central, podríamos utilizarla en su lugar. O podríamos colocar una vía central si su hijo la necesitara.

La sangre que fluye hacia afuera pasa por una máquina. Esta máquina separa los glóbulos blancos del resto de la sangre y los almacena. A continuación, el resto de la sangre vuelve al cuerpo a través de otra vía intravenosa o vía central.

El equipo del St. Jude cuenta los glóbulos blancos después del procedimiento. Lo hacemos para saber si disponemos de la cantidad suficiente. Habitualmente, la aféresis tarda entre 3 y 6 horas y el recuento tarda entre 1 y 2 horas. Luego de esto, sabremos si tenemos suficientes células. Es posible que su hijo o su donante necesiten aféresis nuevamente en caso de no haber obtenido suficientes células en un (1) día. Puede que se la realicemos nuevamente el día siguiente o en otro momento.

Efectos secundarios de la aféresis

Los efectos secundarios más comunes comprenden los siguientes:

  • náuseas, 
  • desmayo, 
  • sensación de mareo, y 
  • sentir dolor o presentar moretones en el lugar de colocación de la aguja o de la vía central. 

Estos efectos secundarios son similares a los que puede sufrir al donar sangre.

La aféresis también puede reducir la cantidad de glóbulos rojos y plaquetas que su hijo tiene. Si esto sucede, puede precisar más sangre (una transfusión de sangre). Una transfusión es un procedimiento en el que le suministramos sangre u otras células sanguíneas de otra persona porque usted no tiene las suficientes.

Efectos secundarios de los medicamentos de la aféresis

Su hijo o el donante pueden sufrir algunos efectos secundarios a causa de los medicamentos anticoagulantes que utilizamos durante este procedimiento. Estos medicamentos mantienen la sangre en estado líquido mientras se encuentra fuera del cuerpo. Pueden causar los siguientes efectos secundarios:

  • calambres musculares, 
  • entumecimiento u hormigueo, 
  • sensación de frío y 
  • sensación de ansiedad. 

Uno de los medicamentos anticoagulantes, el citrato de sodio, reduce temporalmente la capacidad del cuerpo de utilizar el calcio. Por lo tanto, podemos darle calcio para prevenir o tratar estos efectos secundarios.

La aféresis puede elevar temporalmente el riesgo de que su hijo sangre demasiado. Esto se debe a que le suministramos un medicamento que evita que la sangre se coagule durante el procedimiento. “Coagular” significa dejar de fluir cuando debería hacerlo. El medicamento utilizado para la aféresis puede reducir los niveles de una célula sanguínea llamada “plaqueta” de su hijo. Estas células ayudan a que la sangre coagule, por lo que cuando el nivel de plaquetas es bajo, se eleva el riesgo de sangrado.

El riesgo de sangrado es aún más alto si toma ciertos medicamentos antes del procedimiento o después de este. Estos medicamentos incluyen la aspirina y los AINE, como el ibuprofeno y el naproxeno. Su hijo o el donante deben evitar tomar aspirina, AINE y medicamentos que los contengan durante una (1) semana antes de la aféresis. Asimismo, deben evitarlos las dos semanas siguientes. Si tiene dudas sobre si un medicamento es seguro, hable con el médico o la enfermera. Los niños menores de 18 años no deberían tomar aspirinas o medicamentos con aspirina.

¿Preguntas?

Si tiene preguntas acerca de la recogida de células para la terapia de células T con CAR, consulte con el médico o con la enfermera de su hijo.


 

Este documento no intenta reemplazar el cuidado y atención de su médico personal o de otros servicios médicos profesionales. Nuestro objetivo es promover una participación activa en su cuidado y tratamiento proporcionándole información y educación. Preguntas sobre problemas personales de salud u opciones de tratamientos específicos deben ser tratadas con su médico.

 

St. Jude Children’s Research Hospital cumple con las leyes federales de derechos civiles aplicables y no discrimina por motivos de raza, color, nacionalidad, edad, discapacidad o sexo.

ATENCIÓN: si habla español, tiene a su disposición servicios gratuitos de asistencia lingüística. Llame al 1-866-278-5833 (TTY: 1-901-595-1040).

ATTENTION: If you speak another language, assistance services, free of charge, are available to you. Call 1-866-278-5833 (TTY: 1-901-595-1040).

  1-866-278-5833  تنبيه: إذا كنت تتحدث بلغة أخرى، فيمكنك الاستعانة بخدمات المساعدة اللغوية المتوفرة لك بالمجان. يرجى الاتصال بالرقم

.(1-901-595-1040 :الهاتف النصي)  

Para ver actualizaciones acerca de COVID-19, por favor lea aquí.