Ir al contenido principal

ETHEL

Resumen de los resultados del ensayo clínico de St. Jude:

La terapia de bloqueo con etanol para el tratamiento y la profilaxis secundaria de las infecciones en el torrente sanguíneo asociadas con la vía central (ETHEL)

¿Por qué se realizó este estudio?

Las vías venosas centrales y los puertos facilitan el tratamiento del cáncer en gran medida, pero aumentan las probabilidades de desarrollar infecciones en la sangre. Una infección en la vía se produce cuando las bacterias y los hongos se adhieren a ella. Los niños que tienen estas infecciones generalmente tienen que permanecer en el hospital y reciben antibióticos o antimicóticos para ayudar a curar la infección. Sin embargo, a veces no es posible curar la infección o esta se vuelve a manifestar después del tratamiento. Una vez que un niño tiene una infección en la vía, las probabilidades de contraer otra son mucho más altas.

Quisimos averiguar si podíamos mejorar la probabilidad de curar las infecciones actuales de la vía y evitar otras mediante el uso de un tratamiento denominado terapia de bloqueo con etanol o ELT (ethanol lock therapy). El etanol funciona para combatir los gérmenes que podrían causar una infección. La ELT implica inyectar una solución de etanol y agua en la vía o el puerto. Después de un período de permanencia, se elimina la solución.

Los principales objetivos del estudio fueron:

  • Observar si administrar bloqueos con etanol podría mejorar los resultados de la infección de la vía central disminuyendo la cantidad de personas a las que se les tuvo que retirar las vías o que presentaron recurrencia de la infección.

¿Cuándo se realizó este estudio?

El estudio se abrió en diciembre de 2011 y se cerró en noviembre de 2016.

¿En qué consistió el estudio?

Los pacientes participaron en el estudio durante alrededor de nueve meses, incluidos cinco días en la parte de “tratamiento”, seis meses en la parte de “prevención” y un máximo de 90 días en la parte de “seguimiento”.

El tratamiento incluyó:

  • Terapia de bloqueo con etanol o solución salina/heparina cada día.
  • Un hemocultivo todos los días durante 5 días para verificar la presencia de bacterias en la sangre.
  • Una prueba para medir el nivel de etanol en su sangre.  

La prevención incluyó:

  • Para los pacientes con catéter de Hickman o Broviac: terapia de bloqueo tres veces a la semana.
  • Para los pacientes con puertos: terapia de bloqueo únicamente cuando se accedió a los puertos.
  • Para todos los pacientes: análisis de sangre para detectar efectos secundarios aproximadamente una vez al mes.

El seguimiento incluyó:

  • Controlar durante 90 días para descubrir si se produjo alguna infección en la vía después de interrumpida la terapia de bloqueo.

Los pacientes que participaron en este estudio fueron asignados de forma aleatoria para recibir la ELT o la terapia de heparina/solución salina. El estudio fue “ciego”, lo cual significa que ni los pacientes ni el personal que realizó el estudio sabían quién recibió qué terapia hasta que finalizó el estudio.

¿Qué aprendimos de este estudio?

La terapia de bloqueo con etanol no previno infecciones ni evitó que se manifestaran nuevamente. De hecho, el riesgo de fracaso del tratamiento fue el mismo en todos los grupos. Si bien no hubo eventos adversos graves en relación a los bloqueos, la terapia aumentó la cantidad de obstrucciones en las vías.

¿Cuáles son los próximos pasos de investigación como resultado de este estudio?

Si bien estos resultados fueron sorprendentes, el estudio respondió una importante pregunta de investigación que nos ayudará a tratar estas infecciones disminuyendo el uso de un tratamiento inútil. Los investigadores continúan explorando las mejores maneras de evitar infecciones en la vía central.

¿De qué forma este estudio afecta a mi hijo?

Todos los sobrevivientes de cáncer infantil deben recibir atención de seguimiento a largo plazo. A través de la Clínica Posterior a la Finalización de la Terapia en St. Jude (ACT por sus siglas en ingles), su hijo recibirá información y orientación sobre la atención posterior al tratamiento. Hable con su médico de St. Jude acerca de las pautas específicas que aplican a su hijo.

Para obtener más información

Hable con el médico de St. Jude de su hijo sobre las preguntas o preocupaciones que usted tenga a causa de este estudio.

Publicación generada a partir de este estudio:

Treatment and secondary prophylaxis with ethanol lock therapy for central line-associated bloodstream infection in paediatric cancer: a randomised, double-blind, controlled trial (Tratamiento y profilaxis secundaria con terapia de bloqueo con etanol para infecciones en el torrente sanguíneo asociadas con la vía central en cáncer pediátrico: ensayo aleatorizado, doble ciego, controlado). Wolf J, Connell TG, Allison KJ, Tang L, Richardson J, Branum K, Borello E, Rubnitz JE, Gaur AH, Hakim H, Su Y, Federico SM, Mechinaud F, Hayden RT, Monagle P, Worth LJ, Curtis N, Flynn PM. Lancet Infect Dis. Agosto de 2018; 18(8):854-863.
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/29884572