Mi rincón en el mundo: Lorena Loa-Martínez y Miriam “María” Loa Velásquez

Lorena Loa-Martinez and Miriam “Maria” Loa Velasquez
Desde la izquierda, las hermanas Miriam "María" Loa Velásquez y Lorena Loa-Martínez, comienzan sus días en Servicios de Alimentos antes del amanecer.

De niñas en México, las hermanas Lorena Loa-Martínez y Miriam “María” Loa Velásquez tomaban clases de danza folclórica. Les encantaba la música animada, los trajes coloridos y los pasos de la danza tradicional. Ahora chefs de cocina en la cafetería Kay Kafe de St. Jude, el dúo realiza su trabajo culinario con ritmo y amabilidad.

Las hermanas se vinieron a vivir a los Estados Unidos desde Escolásticas, México, hace más de 15 años, con su familia: su mamá y su papá (que ya llevan 54 años de casados), cinco hermanos y cuatro hermanas más.

Loa-Martínez tenía 18, y Loa Velásquez, 16. Se fueron de su pequeño pueblo rumbo a Nacogdoches, Texas. Después de un tiempo, se mudaron a Memphis. Loa-Martínez comenzó a trabajar en St. Jude en el año 2011; Loa Velásquez, en 2012.

“Amamos a St. Jude con locura”, comentó Loa-Martínez. “St. Jude ayuda a personas de todas partes del mundo, sin importar de dónde son”.

Las dos mujeres comienzan su día laboral antes del amanecer, usando grandes hornos, freidoras y otros equipos de cocina necesarios para preparar alimentos para la multitud de pacientes, familiares y personal que visitan Kay Kafe para obtener su desayuno, almuerzo y cena. “Uno nunca sabe quién necesita una pequeña sonrisa”, comentó Loa Velásquez, al explicar su filosofía de servicio.

Desde panaderos y baristas hasta cocineros y cajeros, todos los que trabajan en Servicios Alimenticios desean hacen su parte para deleitar el paladar de los pacientes y las familias que vienen desde otros países. Los chefs suelen ir a los mercados de productos frescos en busca de ingredientes, o buscan recetas en Internet, y según nos cuenta Loa-Martínez, les hacen muchas preguntas a los pacientes y las familias: “Entonces, dime exactamente cómo preparas este platillo”.

Recordando el consejo de su madre de que siempre deben ayudar a quien lo necesite, Loa-Martínez y Loa Velásquez asisten regularmente a las familias de St. Jude de México, Guatemala, Honduras y otros países de habla hispana.

Las hermanas preguntan en español a los pacientes y familias: “¿Necesitas ayuda?”

Los rostros se iluminan radiantes al reconocer una oportunidad de comunicarse en su propio idioma, y luego las familias repiten algo que suelen escuchar muy a menudo: “Todo es dulce. No nos gusta lo dulce”. 

Loa-Martínez y Loa Velásquez encuentran la manera de complacer a las familias cuando piden algo un poco más sazonado; o verdaderos tamales, tacos y arroz mexicano; o un platillo con el sabor de casa.

“Nos alegra el día ver cómo disfrutan de la comida”, comentó Loa-Martínez.

Al igual que una pareja de baile, las hermanas se mueven por la cocina al ritmo de la cafetería. “Siempre nos ayudamos en todo”, explicó Loa Velásquez.

Este método se extiende también a pacientes y familias.

“Si un día no estoy aquí, sé que ella está aquí para ayudar a la familia de los pacientes”, comentó Loa-Martínez.

Las hijas de Loa-Martínez y Loa Velásquez también son bailarinas, y bailan danza folclórica mexicana tradicional en iglesias, festivales y otros eventos. Pertenecen a un grupo dirigido por otra hermana que vive aquí en Memphis.  

“Espero que un día puedan venir y bailar para los niños de St. Jude”, comentó Loa-Martínez.

“Sé que a los pacientes les va a encantar”.

Algunas de las cosas favoritas de Loa-Martínez y Loa Velásquez:

  • Los Sabinos, un parque natural con manantiales, estanques y altos árboles en su pueblo natal de Escolásticas, municipalidad de Pedro Escobedo, Querétaro, México; perfecto para un picnic de verano
  • Reuniones familiares en la casa de su padre en su pequeña finca en México
  • Clases de fotografía (Loa-Martínez) en la iglesia (“Realmente quiero aprender más porque me encanta tomar fotos”).
  • Clases de inglés como segundo idioma - ESL (Loa Velásquez) para ayudar mejor a los niños con sus tareas escolares (“Siempre estoy buscando en qué mejorar a diario”).

Lee más historias inspiradoras

Trabajos en St. Jude

  

 

En St. Jude, tu carrera hace una diferencia. Ofrecemos excelentes oportunidades tanto en el hospital como en la parte de recaudación de fondos de St. Jude.

Encontrar trabajos