Ir al contenido principal
Brayden, paciente de St. Jude, sonriendo frente a un fondo colorido.
 

Brayden ilumina todo con su sonrisa

Haz una Donación

 
 

Los seres queridos describen a Brayden como un niño juguetón y amoroso.

 
Brayden, paciente de St. Jude, sonriendo de lado hacia la cámara.
 

En el verano del 2018, Brayden y su familia se mudaron a otra parte del mundo. A solo un mes después de instalarse en su nuevo hogar, sus vidas cambiaron drásticamente de nuevo, pero ésta vez las circunstancias fueron imprevistas… e inmaginables.

 
Brayden, paciente de St. Jude, sosteniendo una pelota de béisbol en un juego de Memphis Redbirds.
 

Brayden fue diagnosticado con un tumor de cáncer cerebral canceroso llamado meduloblastoma

 
 Brayden, paciente de St. Jude, sonriendo con la mano en la cabeza.
 

Se sometió a una cirugía cerebral, el día que iba a comenzar su kínder.

Después de la cirugía, Brayden necesitó tratamiento adicional y fue referido a St. Jude Children’s Research Hospital. 

 
 

Las familias, como la de Brayden, nunca recibirán una factura de St. Jude por nada.

 
 
Brayden, paciente de St. Jude, sonriendo con su mamá y su papá.
 

En St. Jude, Brayden recibió quimioterapia y terapia de protones en el primer centro de terapia de protones del mundo dedicado exclusivamente a los niños.  

 
 Brayden, paciente de St. Jude, sonriendo y abrazando a su mamá y su papá.
 

St. Jude es un lugar asombroso. Cuando se pasa por algo como esto, uno quiere el mejor tratamiento, y eso es lo que nos brindó St. Jude.  

Kelli, mamá de Brayden

 
Brayden, paciente de St. Jude, sonriendo y demostrando lo fuerte que es a la cámara.
 

Hoy, Brayden está en casa con su familia y se encuentra muy bien. 

 
 
 

Pon tu granito de arena para ayudar a niños como Brayden a vivir.

Donar Ahora

 
 
 

Conoce a más pacientes