¿SABE USTED...?

Alimentación a través de un tubo o sonda

 
 

¿Por qué algunos pacientes necesitan alimentarse a través de un tubo o sonda?

La nutrición es importante para una buena salud y un crecimiento normal. El cáncer y otras enfermedades pueden impedir que los niños coman los alimentos buenos que necesitan. Los medicamentos y otros tratamientos a menudo hacen que los alimentos tengan un sabor desagradable. Estos tratamientos también pueden hacer que un niño se sienta “mal del estómago” o “no sienta hambre”. A veces, su hijo puede tener problemas para tragar de manera segura o su garganta puede estar irritada por los tratamientos de radiación. Incluso después de que usted y el personal hayan hecho todo lo posible para ayudar a su hijo a comer, puede que aún no sea capaz de comer lo suficiente para mantenerse sano. En estos casos, la alimentación a través de un tubo, o sonda, puede ser un medio para que su hijo siga creciendo. La alimentación a través de un tubo es un medio seguro de administrar nutrientes (las partes de los alimentos que son beneficiosas para el organismo) a su hijo cuando no puede comer por sí mismo. La alimentación a través de un tubo puede ayudar a evitar que su hijo adelgace. También puede ayudar a mantener su cuerpo fuerte para combatir el cáncer o las infecciones. 

¿Qué es la alimentación a través de un tubo?

En la alimentación por tubo o sonda, se pasa una fórmula a través de un pequeño tubo que se conecta directamente a una parte del aparato digestivo de su hijo (el aparato corporal que procesa los alimentos). La fórmula es un líquido que contiene los nutrientes que su hijo necesita. El médico, la enfermera o el nutricionista de su hijo le ayudarán a saber qué tipo de alimentación por tubo es mejor para su hijo. Este miembro del personal también decidirá cuánto tiempo necesitará alimentarse a través de un tubo. Mientras que la mayoría de los niños necesitan alimentarse a través de un tubo durante unos días solamente, otros lo necesitan durante todo el tiempo que dure el tratamiento, y a veces más. A menos que el médico, la enfermera o el nutricionista le diga lo contrario, su hijo puede participar en las comidas y comer algunos alimentos normales. A veces, su hijo puede recibir medicamentos a través del tubo de alimentación.

¿Dónde se colocará el tubo?

El lugar donde se coloque el tubo dentro del aparato digestivo de su hijo dependerá de varios factores:

  • Durante cuánto tiempo será necesaria la alimentación por tubo 
  • El funcionamiento de determinadas partes del aparato digestivo de su hijo 
  • El riesgo de sufrir efectos secundarios como consecuencia de la alimentación a través del tubo

Los métodos para colocar el tubo son sencillos y bastante indoloros. El médico de su hijo utilizará uno de estos cinco métodos para conectar el tubo al estómago o intestino delgado:

  • Una sonda nasogástrica (sonda NG) pasa por la nariz y la garganta hasta el estómago. 
  • Una sonda yeyunal (sonda NJ) pasa por la nariz, la garganta, el estómago hasta el intestino delgado. 
  • Un tubo de gastrostomía (tubo G) pasa a través de un pequeño corte en la piel directamente hacia el estómago. 
  • Un tubo gastroentérico o transgástrico yeyunal (tubo GJ) pasa a través de un corte en la piel directamente por el estómago hasta el intestino delgado. 
  • Un tubo de yeyunostomía (tubo J) pasa a través de un pequeño corte en la piel directamente hacia el intestino delgado. 

Una vez que el tubo esté colocado, su hijo necesitará uno o dos días para adaptarse. Luego de eso, su hijo apenas lo notará. El momento de comenzar con la alimentación con fórmulas depende del tipo de tubo que se coloque. El dietista le dará las pautas de alimentación en cuanto el médico indique que su niño está listo

¿Qué tipos de fórmulas se usan?

La enfermedad y edad de su hijo determinarán el tipo de fórmula a usar. La dosis adecuada de fórmula en el momento indicado puede proporcionar todos los nutrientes que su hijo necesita para crecer y sanar. El personal puede cambiar la cantidad o el tipo de fórmula si la enfermedad de su hijo cambia

¿Cuáles son los tipos de alimentación?

Se usan dos tipos de alimentación por tubo: alimentación por bolo o alimentación continua. La alimentación por bolo implica grandes dosis de fórmula varias veces al día. Este tipo de alimentación se asemeja a la forma en que la gente come. La dosis de fórmula se puede introducir en el tubo por medio de una bomba, o puede verterse en el tubo por medio de una jeringa. La alimentación continua utiliza una bomba para pasar lentamente pequeñas cantidades de fórmula a través del tubo durante un largo período de tiempo (12 a 24 horas). El personal puede cambiar el método de alimentación si la enfermedad de su hijo cambia. También pueden cambiarlo para satisfacer las necesidades y estilo de vida del niño

¿Cuáles son los efectos secundarios posibles?

Pueden presentarse algunos efectos secundarios con la alimentación a través de un tubo, pero la mayoría se puede evitar eligiendo la fórmula adecuada y administrándola correctamente. Si usted administra la alimentación a través del tubo, siga las instrucciones al pie de la letra. Informe al médico, enfermera o nutricionista de su hijo de los problemas que su hijo pueda tener. Los efectos secundarios más comunes son materia fecal líquida, gases, náuseas y vómitos. Los efectos secundarios más graves pueden incluir: 

  • desplazamiento del tubo de su posición adecuada 
  • que la fórmula vaya a los pulmones, e 
  • infección o irritación de los lugares donde se coloca el tubo. 

El personal controlará a su hijo periódicamente para saber si hay algún problema y ver cómo maneja la alimentación a través del tubo. 

Preguntas?

Si tiene preguntas sobre la alimentación a través de un tubo o sonda, llame al nutricionista de su hijo a la oficina de Nutrición clínica al 901-595-3318. Si se encuentra dentro del hospital, marque 3318. Si se encuentra fuera del área de Memphis, marque el número gratuito 1-866-2ST-JUDE (1-866-278-5833), extensión 3318.


 

Este documento no intenta reemplazar el cuidado y atención de su médico personal o de otros servicios médicos profesionales. Nuestro objetivo es promover una participación activa en su cuidado y tratamiento proporcionándole información y educación. Preguntas sobre problemas personales de salud u opciones de tratamientos específicos deben ser tratadas con su médico.

 

St. Jude Children’s Research Hospital cumple con las leyes federales de derechos civiles aplicables y no discrimina por motivos de raza, color, nacionalidad, edad, discapacidad o sexo.

ATENCIÓN: si habla español, tiene a su disposición servicios gratuitos de asistencia lingüística. Llame al 1-866-278-5833 (TTY: 1-901-595-1040).

ATTENTION: If you speak another language, assistance services, free of charge, are available to you. Call 1-866-278-5833 (TTY: 1-901-595-1040).

  1-866-278-5833  تنبيه: إذا كنت تتحدث بلغة أخرى، فيمكنك الاستعانة بخدمات المساعدة اللغوية المتوفرة لك بالمجان. يرجى الاتصال بالرقم

.(1-901-595-1040 :الهاتف النصي)  

Para ver actualizaciones acerca de COVID-19, por favor lea aquí.