¿SABE USTED...?

Amigdalectomia y adenoidectomia

 
 

¿Qué son las amígdalas y las adenoides?

Las amígdalas y las adenoides pertenecen a la parte del cuerpo que combate las infecciones.

Las amígdalas y las adenoides pertenecen a la parte del cuerpo que combate las infecciones. Esta parte se llama “sistema linfático”. Las amígdalas están en la parte trasera de la garganta y las adenoides están más arriba, detrás de la nariz. Ambas lo ayudan a protegerse de las infecciones. Esto lo hacen porque atrapan los gérmenes que ingresan por la boca y la nariz. La imagen muestra dónde están las amígdalas y las adenoides.

Aunque ayudan a combatir las infecciones, las amígdalas o las adenoides también pueden infectarse. Esto sucede por ejemplo si su hijo contrae “amigdalitis estreptocócica”. La infección hace que las amígdalas o las adenoides se inflamen y duelan. Puede resultar difícil tragar o respirar. Las adenoides inflamadas también pueden causar problemas de oídos.

¿Por qué precisa mi hijo una cirugía de amígdalas o adenoides?

Los antibióticos normalmente curan una infección de amígdalas o adenoides, pero su hijo puede precisar cirugía si contrae estas infecciones con frecuencia o si le causan problemas respiratorios.

La cirugía para extirpar las amígdalas se llama “amigdalectomía”. La cirugía para extirpar las adenoides se llama “adenoidectomía”.

¿Cuánto dura una cirugía de amígdalas o adenoides?

La cirugía dura entre 30 minutos y una (1) hora. Usted y su hijo permanecerán en el hospital entre 5 y 6 horas.

¿Qué sucede durante la cirugía de mi hijo?

El equipo de cirugía pone a su hijo bajo anestesia general. Esto significa que su hijo está "dormido" durante la cirugía. No es consciente de nada y no siente ninguna incomodidad.

Después de la cirugía se conduce a su hijo a la sala de recuperación del hospital para que despierte de la anestesia. Cuando su hijo está despierto y puede beber líquidos claros, puede llevar a su hijo a casa. 

¿Qué puedo esperar cuando mi hijo regrese a casa?

Comida y bebida

En casa, su hijo puede comer y beber lo que desee sin que lo haga vomitarni le ocasione demasiado dolor. Comience dándole a su hijo líquidos claros. A continuación encontrará una lista con consejos acerca de lo que debe comer y beber.

Es importante que beba abundante líquido. Dele a su hijo pequeñas cantidades de líquido a cada hora mientras esté despierto.

Empiece con líquidos fríos y claros, como jugo de frutas, Jell-O®, golosinas congeladas, Gatorade® o Pedialyte®. Si su hijo no vomita ni siente mucho dolor, puede probar darle algunos alimentos blandos como puré de papa o puré de manzana.

Evite alimentos cortantes, como papas fritas y pretzels, durante las 2 semanas posteriores a la cirugía.

Evite darle a su hijo líquidos de color rojo. Por ejemplo, no le dé jugos rojos o paletas rojas. Esto es importante, porque si su hijo vomita los médicos deben saber si está sangrando. Beber líquidos rojos puede evitar que usted vea la sangre.

La tabla muestra cuánto líquido debe beber su hijo por día. La cantidad adecuada dependerá de su peso. Puede usar una tasa medidora marcada en onzas para llevar la cuenta de cuánto está bebiendo su hijo.

Si su hijo pesa …  Debe beber al menos esta cantidad de onzas de líquido 
Más de 20 libras 34 onzas (oz)
Más de 30 libras 42 oz
Más de 40 libras 50 oz
Más de 50 libras 58 oz
Más de 60 libras 68 oz

Si su hijo no bebe suficiente líquido, deberá regresar y permanecer en el hospital hasta que pueda beber lo suficiente.

¿Cuánto dolor sentirá mi hijo después de la cirugía?

Su hijo probablemente sentirá un dolor intenso (bastante fuerte) de garganta y oído después de la cirugía. El dolor de oído habitualmente se presenta entre el 3.er y 7.mo día posterior a la cirugía. Esto sucede porque el mismo nervio que va a las amígdalas va también a los oídos. Tendrá medicamentos contra el dolor para ayudar a controlarlo y hacer que su hijo se sienta más cómodo. Es importante que le dé a su hijo este medicamento regularmente durante la primera semana. También puede colocarle paños húmedos fríos en el cuello. Chupar hielo picado o masticar goma de mascar también puede ser de ayuda.

¿Mi hijo se sentirá como siempre después de la cirugía?

Al principio, probablemente no. Su hijo probablemente estará menos activo de lo habitual. Es posible que durante varios días no desee hacer mucho. Puede tener dificultades para dormirse por la noche o no dormir bien. Su hijo volverá a la normalidad durante los siguientes días o hasta dos semanas después.

¿Qué más puede suceder después de la cirugía?

Su hijo puede estar constipado durante varios días después de la cirugía. Esto puede ser por los medicamentos contra el dolor o por no estar comiendo mucho. El mal aliento es común después de la cirugía. Este se produce por una "costra” blanca o amarillenta que se forma en la garganta en el lugar donde se realizó la cirugía. Las gárgaras con una solución suave de agua con sal puede ayudar a mejorar el aliento de su hijo. Para hacerla, mezcle una cucharada de sal regular en 8 onzas de agua fría. La costra se desprenderá cuando su hijo sane, habitualmente entre el 5.to y 10.mo día posterior a la cirugía. Cuando esto suceda, puede que su hijo escupa un moco sanguinolento. Si esto no se detiene en algunos minutos, lleve a su hijo a la sala de emergencias más cercana.

El sangrado es uno de los principales riesgos de la cirugía de amígdalas y adenoides. Su hijo no debería sangrar mucho por la nariz o la boca después de regresar a casa. A veces, su hijo puede presentar un poco de sangrado lento por la nariz. Levántese y controle a su hijo una o dos veces durante la primera noche luego de la cirugía. Si tiene preguntas, llame a la clínica de otorrinolaringología, la clínica de atención primaria o la sala de medicamentos.

¿Cuándo puede regresar mi hijo a la escuela?

Cada niño es diferente. Su hijo podrá volver cuando esté ingiriendo una dieta parecida a la normal y realizando actividades normales. Esto sucede habitualmente entre los 7 y los 10 días posteriores a la cirugía. Su hijo debería evitar la actividad física vigorosa durante los 14 días posteriores a la cirugía porque esto puede provocar un sangrado. Por actividad física vigorosa se entiende correr, saltar, los juegos bruscos, andar en bicicleta a gran velocidad o practicar deportes. Si tiene preguntas con relación a las actividades que puede practicar su hijo, consulte con el médico o el enfermero.

¿Preguntas?

Si tiene preguntas con relación a la cirugía de amígdalas o adenoides de su hijo, hable con el médico o el enfermero. También puede llamar a la clínica de otorrinolaringología al 901-595-3255 o llamar a la clínica primaria de su hijo. También puede llamar a la sala de medicamentos al 901-595-2441.


 

Este documento no intenta reemplazar el cuidado y atención de su médico personal o de otros servicios médicos profesionales. Nuestro objetivo es promover una participación activa en su cuidado y tratamiento proporcionándole información y educación. Preguntas sobre problemas personales de salud u opciones de tratamientos específicos deben ser tratadas con su médico.

 

St. Jude Children’s Research Hospital cumple con las leyes federales de derechos civiles aplicables y no discrimina por motivos de raza, color, nacionalidad, edad, discapacidad o sexo.

ATENCIÓN: si habla español, tiene a su disposición servicios gratuitos de asistencia lingüística. Llame al 1-866-278-5833 (TTY: 1-901-595-1040).

ATTENTION: If you speak another language, assistance services, free of charge, are available to you. Call 1-866-278-5833 (TTY: 1-901-595-1040).

  1-866-278-5833  تنبيه: إذا كنت تتحدث بلغة أخرى، فيمكنك الاستعانة بخدمات المساعدة اللغوية المتوفرة لك بالمجان. يرجى الاتصال بالرقم

.(1-901-595-1040 :الهاتف النصي)  

Para ver actualizaciones acerca de COVID-19, por favor lea aquí.