Ir al contenido principal

¿SABE USTED...?

Cuidado diario de los audífonos detrás de la oreja (BTE, por sus siglas en inglés)

 
 

Es importante limpiar y cuidar adecuadamente su audífono a diario. Cuanto mejor cuide de su audífono, menos se averiará y necesitará ser enviado para reparación. A continuación, presentamos una lista de cosas que puede hacer diariamente para que su audífono funcione correctamente. Si tiene alguna pregunta sobre el audífono, llame a Audiología del St. Jude al 901-595-3618. Si está fuera del área de Memphis, llame a la línea gratuita al 1-866-2STJUDE (1-866-278-5833), extensión 3618.

Lista de cuidado diario de su audífono

  • Controle la batería con un comprobador de baterías. Si la batería está demasiado baja o ya no funciona, cambie la batería antigua con una nueva inmediatamente. Dejar las baterías antiguas en el audífono generará corrosión, lo que puede hacer que su audífono deje de funcionar. Asimismo, conviene llevar baterías de repuesto con usted porque nunca se sabe cuándo dejará de funcionar la batería del audífono. 
  • Controle el molde auditivo y los tubos para detectar obstrucciones o grietas. Si el molde auditivo tiene cerumen o restos, use el dispositivo para retirar el cerumen que vino con el audífono para retirar cuidadosamente el bloqueo. Si el molde auditivo o los tubos están agrietados, informe al audiólogo. Consulte a continuación cómo limpiar el molde auditivo. 
  • Controle el puerto del micrófono para detectar restos (suciedad, cerumen). Si está obstruido, retire cuidadosamente los restos con el dispositivo para retirar cerumen. Preste atención de no insertar el dispositivo para retirar cerumen demasiado profundamente porque puede empujar los restos y dañar el micrófono. 
  • Controle la carcasa del audífono para detectar daños, como grietas, roturas en la puerta de la batería o cables expuestos. Si observa algún daño en la carcasa del dispositivo, informe al audiólogo. 
  • Controle sintonizadores y conmutadores para facilidad de movimiento o rotura. Los sintonizadores y los conmutadores incluyen el telecoil o el conmutador de programas (no todos los audífonos tienen sintonizadores o conmutadores). Si tiene problemas con un sintonizador o un conmutador, infórmeselo a su audiólogo. 
  • Use el estetoscopio del audífono que se le ha dado para controlar la calidad del sonido. Debe realizar un control diario de la escucha del audífono para saber si este está funcionando correctamente. El sonido debe ser preciso y claro, sin estática ni distorsión. Una vez que acople el estetoscopio del audífono a este, profiera sonidos como “uu”, “ee”, “aa”, “sh”, “s”, y “f”. ¿Resultan claros? Asimismo, verifique el control de volumen (no en todos los audífonos). Muévalo hacia arriba y hacia abajo para verificar si el sonido está claro y si el audífono funciona correctamente. 
  • Controle si hay acople (silbido). El acople habitualmente se debe a uno de estos problemas: 1) la conexión entre el audífono, los tubos o el molde auditivo puede no estar ajustada; 2) los tubos o el molde auditivo pueden estar agrietados; 3) el cerumen está bloqueando el oído o el audífono; o 4) el audífono puede no estar adecuadamente ajustado. Asegúrese de que el audífono esté adecuadamente posicionado en la oreja y que esté completamente adentro. Si se produce acople incluso después de haber verificado todas estas cosas, hable con su audiólogo. 

Limpieza de los audífonos

Limpie los audífonos según lo instruido. Limpie la carcasa del dispositivo con un paño seco y suave. ¡No humedezca las piezas electrónicas! Desprenda el molde auditivo y los tubos del gancho auricular (el plástico en forma de media luna conectado al audífono) y lávelos en agua tibia y jabonosa. Asegúrese de que los moldes auditivos estén completamente secos antes de volver a conectarlos. Si el puerto del micrófono está obstruido con restos, retírelos con el dispositivo para retirar cerumen. Asegúrese de no empujarlo demasiado profundamente, podría dañar el audífono.

Consejos para cuidar de su audífono

  • Mantenga su audífono alejado de la humedad. La exposición a la humedad es la razón principal por la cual los audífonos necesitan repararse. Los problemas de humedad en su dispositivo pueden ser causados por el contacto directo con el agua, la sudoración excesiva, el vapor de la ducha, la humedad alta y el mal tiempo, como la lluvia, el aguanieve, la nieve y la niebla. 
  • Apague el audífono, abra la puerta de las baterías y colóquelo en el kit de secado todas las noches. Usted recibió un kit de secado al recibir el audífono. Colocar los audífonos en el recipiente del kit de secado con la puerta de las baterías abierta permite que el aire circule por el audífono. El kit de secado extrae la humedad del audífono. El secado nocturno mantiene el audífono en buenas condiciones y es menos probable que precise ser reparado. 
  • Mantenga el audífono alejado del calor. La exposición a altas temperaturas (como en el automóvil en un día soleado) puede dañar el circuito del audífono. 
  • Proteja el audífono de choques al cambiarle la batería sobre una toalla, sobre una mesa o la cama. Esto amortiguará la caída si suelta el audífono. También evitará que la batería salga disparada por la habitación. 
  • Evite aplicarse aerosol capilar, perfume, colonia, polvo de baño, loción para después del afeitado, maquillaje o crema de afeitar mientras esté usando el audífono. Estos contienen químicos que pueden acumularse y dañar los circuitos del audífono. 
  • Apague el audífono y abra la puerta de las baterías cuando no esté en uso. Las baterías durarán más. 
  • Mantenga las baterías del audífono fuera del alcance de los niños. Las baterías se asemejan a los dulces para los niños, pero son venenosas y, en caso de ingestión, el desenlace puede ser fatal. Si piensa que un niño se ha tragado una batería, llame al centro de información toxicológico local inmediatamente. 
  • Mantenga los audífonos fuera del alcance de las mascotas. ¡Los perros y los gatos aman los audífonos y se los comerán rápidamente si tienen la oportunidad de hacerlo! Si su audífono se daña, reúna tanto del audífono como sea posible y devuélvalo al St. Jude.
  • Los audífonos y los deportes pueden ir de la mano. Consulte a su audiólogo si practica deportes. 
  • Lleve una carcasa de audífono con usted. No ponga el audífono en una bolsa, una cartera o una mochila sin protección porque puede dañarse. Muchas veces se lavan audífonos que se dejaron en los bolsillos. 

Si necesita que alguien le muestre cómo realizar cualquiera de estas actividades, hable con el audiólogo


 

Este documento no intenta reemplazar el cuidado y atención de su médico personal o de otros servicios médicos profesionales. Nuestro objetivo es promover una participación activa en su cuidado y tratamiento proporcionándole información y educación. Preguntas sobre problemas personales de salud u opciones de tratamientos específicos deben ser tratadas con su médico.

 

St. Jude Children’s Research Hospital cumple con las leyes federales de derechos civiles aplicables y no discrimina por motivos de raza, color, nacionalidad, edad, discapacidad o sexo.

ATENCIÓN: si habla español, tiene a su disposición servicios gratuitos de asistencia lingüística. Llame al 1-866-278-5833 (TTY: 1-901-595-1040).

ATTENTION: If you speak another language, assistance services, free of charge, are available to you. Call 1-866-278-5833 (TTY: 1-901-595-1040).

  1-866-278-5833  تنبيه: إذا كنت تتحدث بلغة أخرى، فيمكنك الاستعانة بخدمات المساعدة اللغوية المتوفرة لك بالمجان. يرجى الاتصال بالرقم

.(1-901-595-1040 :الهاتف النصي)