¿SABE USTED...?

Desarrollo del lenguaje: de 2 a 3 años de edad

 
 

Durante los primeros 3 años de vida, el cerebro se desarrolla y madura. Este es el período más intenso de aprendizaje de las capacidades del habla y del lenguaje. Estas capacidades se desarrollan mejor en un mundo que es rico en sonidos, vistas y mucha exposición al habla y al lenguaje de los demás. Los niños pueden desarrollar las capacidades del habla y del lenguaje a ritmos diferentes; sin embargo, siguen una evolución o un cronograma natural para dominar las capacidades lingüísticas. A continuación, presentamos un listado de los hitos en el habla y el lenguaje en los niños entre el segundo y el tercer año de vida.

Entre el segundo y el tercer año de vida, su hijo debería ser capaz de realizar lo siguiente:

  • Comienza a entender opuestos, frases relacionadas con la ubicación y el tamaño de las cosas, como “arriba/abajo”, “grande/pequeño”. 
  • Sigue instrucciones de 2 pasos para cosas que no están relacionadas, como “coloca la pelota en la taza y dame el carro”. 
  • Tiene una palabra para casi todo. 
  • Utiliza frases de 2 o 3 palabras para referirse a las cosas, como “mi camión”, y realiza preguntas de tipo “¿Dónde está mami?”. 
  • Nombra objetos para dirigir la atención hacia estos o para preguntar por estos. 
  • Utiliza un habla que los amigos y los familiares próximos consiguen entender la mayor parte del tiempo. 
  • Entiende y utiliza palabras de acción comunes, como “correr”, “saltar”. 
  • Nombra de 1 a 2 colores. 
  • Responde preguntas simples, como “¿Dónde duermes?” 
  • Se refiere a sí mismo utilizando pronombres, como “Yo, mí, mío”. 
  • Participa más en el juego simbólico. 

¿Qué puede hacer para ayudar? 

  • Sea un buen modelo de habla. No imite el habla poco clara de su hijo. Corrija a su hijo positivamente, reformulando, repitiendo y reetiquetando. 
  • Enséñele a su hijo nuevas palabras y conceptos repitiendo y expandiendo lo que él dice. Por ejemplo, si su hijo dice “flor bonita”, usted puede responder diciéndole: “Sí, esa es una flor bonita. La flor es de color rojo brillante. Huele bien, también. ¿Quieres oler la flor?”. 
  • Demuéstrele a su hijo que sus intentos de comunicación son importantes para usted pidiéndole que repita todo lo que usted no entienda completamente. Por ejemplo, diga: “Sé que quieres un bloque. Dime de nuevo qué bloque quieres”. 
  • Construya el vocabulario de su hijo. Introduzca nuevas palabras leyéndole libros que tengan una oración sencilla en cada página. Continúe nombrando objetos y describa la imagen en cada página del libro. Utilice sinónimos, o palabras con significados similares, para palabras familiares, y utilice estas nuevas palabras en oraciones para ayudar a su hijo a aprenderlas en el contexto en que se utilizan. 
  • Miren fotografías familiares y nombren a las personas. Use oraciones sencillas para describir lo que sucede en las fotografías, como "Tú estás nadando en la piscina". 
  • Haga preguntas a su hijo que requieran una elección, en lugar de una respuesta de tipo “sí” o “no”. Por ejemplo, en lugar de preguntar: “¿Deseas leche?” “¿Deseas agua?”, pregúntele: “¿Te gustaría tomar un vaso de leche o un vaso de agua?”. Asegúrese de esperar la respuesta y refuerce la comunicación exitosa. 
  • Continúe cantando canciones, jugando a juegos de dedos (“¿Dónde está Pulgarcito?”) y cántele rimas infantiles. Estas canciones y juegos ayudan a los niños a aprender palabras, rimas y secuencias nuevas. 
  • Lea libros con su hijo. Muéstrele cómo sostener el libro correctamente y volver las páginas. Lea los libros al ritmo de su hijo. Si él desea señalar muchas de las imágenes en cada página antes de continuar, siga sus indicaciones. Usted no tiene que leer las palabras en la página para que la actividad de lectura sea exitosa. 
  • Utilice juguetes para enseñar nuevos conceptos a su hijo. Clasifique los bloques o los carros de juguete por color. Hable sobre los colores, la forma, el tamaño, etc. Practique los conceptos de adentro, arriba, abajo y al lado, y practique realizar patrones básicos. Haga pompas; pompas grandes y pequeñas. Deje que su niño pida más pompas en lugar de hacerlas automáticamente. 
  • Hable con su hijo y aliéntelo a hablar sobre lo que está haciendo o las cosas que ve cuando están en el carro, en la tienda o durante las actividades diarias. Por ejemplo, en la tienda hable sobre el color, el tamaño y la forma de las distintas frutas. Durante el baño, nombre los pasos mientras prepara el baño, diciendo: "Primero, abro el grifo", etc. 

Adaptado de materiales de la American Speech-Language Hearing Association, www.ASHA.org

¿Preguntas?

Si tiene preguntas sobre el desarrollo del lenguaje, llame a los Servicios de Rehabilitación al 901-595-3621. Si está dentro del hospital, marque 3621. Si está fuera del área de Memphis, llame a la línea gratuita 1-866- 2ST-JUDE (1-866-278-5833), extensión 3621. 


 

Este documento no intenta reemplazar el cuidado y atención de su médico personal o de otros servicios médicos profesionales. Nuestro objetivo es promover una participación activa en su cuidado y tratamiento proporcionándole información y educación. Preguntas sobre problemas personales de salud u opciones de tratamientos específicos deben ser tratadas con su médico.

 

St. Jude Children’s Research Hospital cumple con las leyes federales de derechos civiles aplicables y no discrimina por motivos de raza, color, nacionalidad, edad, discapacidad o sexo.

ATENCIÓN: si habla español, tiene a su disposición servicios gratuitos de asistencia lingüística. Llame al 1-866-278-5833 (TTY: 1-901-595-1040).

ATTENTION: If you speak another language, assistance services, free of charge, are available to you. Call 1-866-278-5833 (TTY: 1-901-595-1040).

  1-866-278-5833  تنبيه: إذا كنت تتحدث بلغة أخرى، فيمكنك الاستعانة بخدمات المساعدة اللغوية المتوفرة لك بالمجان. يرجى الاتصال بالرقم

.(1-901-595-1040 :الهاتف النصي)  

Para ver actualizaciones acerca de COVID-19, por favor lea aquí.