¿SABE USTED...?

Prevención de caídas

 
 

El personal del St. Jude Children’s Research Hospital quiere que usted sepa que ciertas situaciones y enfermedades pueden aumentar el riesgo que su niño corre de sufrir caídas. Hay más riesgo en el hospital que en su casa debido al crecimiento y desarrollo de su niño, los medicamentos, necesidades de ir al baño, y el uso de diferentes tipos de equipo.

Es importante que conozca esos riesgos y tome medidas para ayudar a evitar que su niño se lastime.

Pacientes con mayor riesgo de sufrir caídas

  • Aquellos que recientemente hayan tenido algún procedimiento con administración de anestesia o sedación ( medicinas para dormir)
  • Pacientes que han sufrido un cambio en el estado mental o los que no piensen con claridad o tienen menos sensibilidad en los pies como consecuencia de sus enfermedades o de los tratamientos administrados (ejemplos: enfermedades del cerebro o del sistema nervioso o pacientes que estén recibiendo quimioterapia o radiación) 
  • Pacientes con antecedentes de caídas 
  • Pacientes con trastornos convulsivos 
  • Pacientes que toman ciertos medicamentos 
  • Pacientes que tienen problemas para caminar tales como: articulaciones rígidas, músculos tiesos, debilidad en las piernas; y aquellos pacientes que deben usar bastones, muletas, andadores, o sillas de ruedas 
  • Pacientes que engordaron o adelgazaron en un período corto de tiempo 
  • Pacientes menores de 36 meses cuando duermen o juegan en la cama 

El personal de enfermería llevará a cabo una Evaluación de riesgos de caídas cada doce horas mientras que su niño sea paciente interno. Durante la evaluación, la enfermera le hará preguntas para averiguar si su niño puede moverse solo con seguridad. El personal también irá a la habitación y verificará con usted si usted o su niño necesitan algo. Le pedimos que nos avise si lo podemos ayudar a que su niño esté más seguro. 

Cómo tomar precauciones

Si su niño presenta alguno de los factores de riesgo indicados antes, el personal tomará estas precauciones para ayudar a prevenir la posibilidad de que sufra caídas. Esas consisten en:

  • informar a todo el personal del mayor riesgo que corre su niño colocando una pegatina en el brazalete de identificación (ID) de su niño y colocando pequeños avisos en la puerta de la habitación de su niño y en la historia clínica que indique que su niño corre más riesgos de caídas; 
  • utilizar una cuna si su niño es menor de 24 meses; 
  • elegir el tamaño adecuado de la cama si su niño tiene entre 25 y 36 meses, teniendo en cuenta su altura, si ya no usa pañales y el tipo de cama que se utiliza en el hogar.
    (Para obtener más información acerca de la elección de la cama adecuada para bebés y niños pequeños e ideas para dormir de manera segura, consulte la sección “¿Sabe usted...? Ayudar a los bébes y niños pequeños a dormir en forma segura” 
  • orientar con mayor frecuencia a su niño hacia la habitación y otras áreas del hospital 
  • trasladar a su hijo a una habitación que esté más cerca de la enfermería (cuando sea necesario) 
  • proporcionar y fomentar la ayuda cuando su niño se traslade desde la cama, la silla, la silla de ruedas o el baño 
  • aunque su niño sea tímido, ayúdelo cuando tenga que ir al baño, especialmente si esta recibiendo medicamentos para las convulsiones, dolor, nauseas y vómitos o si está recibiendo mucho suero intravenoso 
  • hacer que su niño use muletas, una silla de ruedas o un andador si fisioterapia le ha entregado estos artículos 
  • no permitir que su niño juegue, se pare, o “ande” en taburetes rodantes, sillas o soportes del suero intravenoso 
  • hacer que familiares se queden con su niño cuando usted no pueda estar allí 
  • mantener las habitaciones de los pacientes ordenadas y limpiar inmediatamente si algo se derrama 
  • hacer que su niño use zapatos, pantuflas o medias antideslizantes cuando salga de la cama o camine; y 
  • tener las barandas laterales de la cama levantadas y la cama en la posición más baja. 

Es frecuente que los niños mayores y los adolescentes no estén tan dispuestos a pedir ayuda al personal cuando se trasladan de una silla a la cama o cuando van al baño. Por favor, explique a su niño/adolescente que hay mayor riesgo de sufrir una caída. Para evitar caídas que puedan causar lesiones graves, convenza a su niño de que pida ayuda cada vez que tenga que moverse por la habitación. 

Otras maneras de evitar caídas

Si su hijo es un paciente interno, estas pautas pueden ayudar a evitar caídas:

  • Asegúrese de que la luz para llamar a la enfermera, la mesita de noche, el teléfono o cualquier cosa que su niño pueda necesitar esté a su alcance. 
  • Avísele a la enfermera si se va a ir y hay que tomar las precauciones para evitar que su niño se caiga 
  • Los niños que se quedan dormidos fuera de sus camas o cunas deben volver a ellas. Coloque a su nino en la cama o cuna antes de que usted se sienta muy cansado o se quede dormido. 
  • Asegúrese de que la luz para llamar a la enfermera funcione y que su niño sepa cómo usarla. 
  • Pregunte a la enfermera o al médico cuánta actividad puede realizar su niño en este momento de manera segura. 
  • Aconseje a su niño que se mueva lentamente especialmente al levantarse de la cama y después de recibir sedación. 
  • Haga que su niño se siente de un lado de la cama y espere para ver cómo se siente antes de pararse. 
  • Si su niño se siente débil, mareado o tiene vértigo, debe pedir ayuda antes de salir de la cama. 
  • Utilice una silla de ruedas o un carrito si su niño camina inseguro después de la anestesia o sedación. 
  • Su niño no debe usar nada con ruedas para apoyo o para recostarse, como por ejemplo un soporte de medicamentos IV. 
  • Pida a su niño que lo llame a usted o a la enfermera cuando tenga que salir de la cama por cualquier motivo. 
  • Su niño no debe salir de la cama solo en la noche. Los pacientes que tratan de caminar en la oscuridad a menudo se caen. 
  • Inclinarse puede provocarle mareos. Su niño no debe inclinarse fuera de la cama para recoger algo del piso. 
  • Su niño debe evitar usar batas de noche o camisas de dormir largas que lo puedan hacer tropezar. 
  • Pida a su niño que no espere hasta que tenga apuro para ir al baño. Ayúdelo a usar el baño con frecuencia. Si su niño está demasiado débil para ir al baño, pida a la enfermera una silla con orinal para colocar al lado de la cama. 
  • Si su niño usa bastón, muletas o andador en casa, debe hacer lo mismo en el hospital. 
  • Si se le ha indicado un aparato ortopédico persuádalo para que lo use 
  • Si su niño usa gafas, haga que se las ponga antes de que se levante para caminar. 
  • Por favor, informe al personal si nota un área resbaladiza que pueda provocar caídas a su niño o a cualquier otra persona. 
  • Hable con el médico de su niño, el farmacéutico o la enfermera sobre los medicamentos que pueden aumentar el riesgo de caídas. 
  • Hable sobre evitar que su niño se caiga cuando menciona la atención de su niño en el informe de enfermería.

Su niño cae en el hospital

  • El médico o la enfermera revisará a su niño después de una caída. Este examen servirá para determinar si su niño necesita un monitoreo más detallado y un seguimiento después de la caída. 
  • Si al caerse su niño se golpea la cabeza, y luego se queja del dolor de cabeza o cualquier otro dolor, el personal lo controlará detenidamente por si hay algún indicio de alguna herida más grave en la cabeza.

 

Este documento no intenta reemplazar el cuidado y atención de su médico personal o de otros servicios médicos profesionales. Nuestro objetivo es promover una participación activa en su cuidado y tratamiento proporcionándole información y educación. Preguntas sobre problemas personales de salud u opciones de tratamientos específicos deben ser tratadas con su médico.

 

St. Jude Children’s Research Hospital cumple con las leyes federales de derechos civiles aplicables y no discrimina por motivos de raza, color, nacionalidad, edad, discapacidad o sexo.

ATENCIÓN: si habla español, tiene a su disposición servicios gratuitos de asistencia lingüística. Llame al 1-866-278-5833 (TTY: 1-901-595-1040).

ATTENTION: If you speak another language, assistance services, free of charge, are available to you. Call 1-866-278-5833 (TTY: 1-901-595-1040).

  1-866-278-5833  تنبيه: إذا كنت تتحدث بلغة أخرى، فيمكنك الاستعانة بخدمات المساعدة اللغوية المتوفرة لك بالمجان. يرجى الاتصال بالرقم

.(1-901-595-1040 :الهاتف النصي)  

Para ver actualizaciones acerca de COVID-19, por favor lea aquí.