Conoce a Emma

A los 11 años de edad, Emma es una niña activa a quien le encanta jugar softball y practicar gimnasia.

Haga una Donación

 
Emma, paciente de St. Jude
 
 

En mayo de 2018, cuando Emma comenzó a tener dolores de cabeza muy fuertes acompañados de náuseas, sus padres, James y Evie, pensaron que se trataba de un virus. Emma visitó varias veces al pediatra e incluso le examinaron los ojos, pero ningún médico lograba identificar la causa de sus dolores de cabeza.

Emma, paciente de St. Jude, con su familia

Emma, paciente de St. Jude, con sus padres

Finalmente, un médico gastroenterólogo ordenó hacerle una resonancia magnética, para asegurarse de considerar todas las posibilidades. Los resultados revelaron una masa en el cerebro de Emma, identificado como un tipo de cáncer cerebral llamado meduloblastoma. Después de ser sometida a una cirugía para remover el tumor, Emma fue referida a St. Jude Children’s Research Hospital. 

Los descubrimientos desarrollados en St. Jude son compartidos libremente, y de esta forma cada niño salvado en St. Jude significa que médicos y científicos alrededor del mundo pueden utilizar ese conocimiento para salvar a miles de niños más.

Emma, paciente de St. Jude junto a su familia

Las familias nunca reciben una factura de St. Jude por tratamiento, transporte, hospedaje ni alimentación – porque creemos que la única preocupación de las familias debe ser ayudar a sus hijos a vivir.

  

El tratamiento de Emma incluyó terapia de protones y quimioterapia. “St. Jude te da tranquilidad. En esta situación, sientes ansiedad, sientes que estás en un mundo desconocido, y aquí, todo eso desaparece”, afirmó Kevin, el papá de Emma. "Sabes que estás en el mejor lugar y que tu hijo está recibiendo el mejor cuidado".



Algunos de los mejores médicos del mundo están aquí y en lo que se enfocan cada día es en curar a los niños.

Kevin, papá de Emma

Emma, paciente de St. Jude

Emma terminó su tratamiento y visita St. Jude para sus chequeos regulares. Ella está entusiasmada por volver a hacer las cosas que le encantan. Antes de su diagnóstico, Emma jugaba al softball, practicaba gimnasia y era porrista (cheerleader). De hecho, unos días antes de que su familia se enterara de su cáncer cerebral, Emma participó en un torneo de softball.

“Es una niña muy femenina pero también le gusta ensuciarse”, comentó Evie, su mamá. “A Emma y su hermano gemelo les encanta andar en vehículos todoterreno y jugar juntos al aire libre”.

Conoce más sobre St. Jude

 
Patient Sparrow

Cómo ayudar

En esta época festiva, agradece la salud de los niños en tu vida y ayuda a los que no tienen.

Conoce Más

 
 
 
St. Jude patient Keeton

Historias de nuestros pacientes

Los pacientes de St.Jude tienen cáncer y otras enfermedades que amenazan sus vidas, pero también bailan, viajan y mucho más. 

Conoce a Nuestros Pacientes

 
 
 
 
Drawing of a green star
 

Tu donación la ayuda a vivir

Donar Ahora