Ir al contenido principal
Sept

Mes de Concientización
del Cáncer Infantil

Scarlet es muy energética y feliz

Haz una Donación

 
Scarlet, paciente de St. Jude, bailando.
 
 
Scarlet, paciente de St. Jude, aguantándose los cachetes.
 

Los padres de Scarlet estaban celebrando su luna de miel tardía en Nueva York, tres años después de su boda, cuando recibieron una llamada que jamás se hubiesen esperado.

Su hija de dos años no se sentía bien y los doctores sospechaban que era algo muy serio y la refirieron a un hospital pediátrico en Luisiana. Los padres de Scarlet, quienes se preparaban para volver a su hogar lo antes posible, recibieron otra llamada. Su hija había sido diagnosticada con leucemia.

Los doctores que la evaluaron refirieron a Scarlet a St. Jude Children’s Research Hospital.

 
 
Scarlet mirando hacia arriba.

Scarlet, paciente de St. Jude

 

En menos de 24 horas nos encontrábamos empacando nuevamente para ir a St. Jude.  Yo le oraba a Dios para que el me la cuidara. 

—Saneetra, madre de Scarlet

En St. Jude los doctoresdiagnosticaron a Scarlet tenía Leucemia Mieloide Aguda, un tipo de cáncer que comienza en la medula ósea. 

 
 

Familias, como la de Scarlet, nunca recibirán una factura de St. Jude por tratamiento, transporte, hospedaje ni alimentación.

 
 
Scarlet, paciente de St. Jude, sonriendo con su madre.

Scarlet, paciente de St. Jude, con su madre.

 

Sacrlet recibió seis rondas de quimioterapia en St. Jude. Ella y su madre vivieron en el Target, una de las residencias para familias y pacientes, House por seis meses en lo que ella recibía su tratamiento. Scott, el padre de Scarlet, se quedó en su hogar para continuar trabajando y cuidar a los hermanos de Scarlet.

Saneetra, quien se ausentó de su trabajo sin paga por un año para estar con su hija, dijo que estaba increíblemente agradecida porque nunca recibió una factura por tratamiento, transporte, hospedaje ni alimentación pos parte St. Jude.

 
Scarlet, paciente de St. Jude, besando a su madre.

Scarlet, paciente de St. Jude, con su madre.

 
 

St. Jude fue mi gran bendición – siempre cuidaron a mi hija, nos dieron de comer y alojamiento Siempre me explicaban las cosas en detalle ya que ellos vivían para curar esta enfermedad. Me trajeron mucha paz. 

—Saneetra, madre de Scarlet

 
Scarlet, paciente de St. Jude, abrazando a su madre.

Scarlet, paciente de St. Jude, con su madre.

 
 
Scarlet, paciente de St. Jude, sonriendo con energia.
 

Scarlet celebró su tercer cumpleaños en su hogar. Su madre la describe como una niña energética y animada; alguien que le encanta jugar y visitar museos para niños. En su hogar le gusta jugar con su hermanita y resolver rompecabezas.

Su madre dijo que ya es como cualquier otra niña de tres años. 

 
 

Septiembre es el Mes de Concientización del Cáncer Infantil

St. Jude lidera los esfuerzos a nivel mundial para entender, tratar y vencer el cáncer infantil.

Curemos el cáncer infantil. Juntos.

Haz una Donación

 
 

Conoce a más pacientes

Close