Ir al contenido principal
Sebastián, paciente de St. Jude, sonriendo en su cama de hospital.
 

Sebastián juega el fútbol como campeón

Haz una Donación

 
 

Sebastián aspira a ser un jugador de fútbol profesional cuando sea grande. Es un niño lleno de energía.

 
Sebastián, paciente de St. Jude, vestido con una camiseta verde en un campo de fútbol.
 

Jugar al fútbol siempre ha sido el sueño de Sebastián.

Belén, mamá de Sebastián

 
Sebastián, paciente de St. Jude, mostrando su medalla de fútbol.
 

Pero nada preparó a los padres de Sebastián, Belén y Andrés, para un día de junio de 2014 en que se enteraron de que su hijo tenía un raro tumor cerebral canceroso llamado meduloblastoma.

 
Sebastián, paciente de St. Jude, mirando a la cámara en su cama de hospital.
 

"Estábamos devastados", dijo Belén, la mamá de Sebastián. "Sebastián siempre había sido un niño dulce y amable con un corazón aventurero. Era difícil imaginar que estuviera tan enfermo”.

 
 

Las familias, como la de Sebastián, nunca recibirán una factura de St. Jude por tratamiento, transporte, hospedaje ni alimentación.

 
 
Sebastián, paciente de St. Jude, celebrando con su familia la fiesta de 'No More Chemo'.
 

En St. Jude, el tratamiento de Sebastián incluyó cuatro rondas de quimioterapia intravenosa, seis semanas de radioterapia y un año de quimioterapia oral.

 
 
Loading

Sebastián participó en un anuncio de la campaña Thanks and Giving® de St. Jude del 2021 con la actriz Sofía Vergara

 

No tenemos palabras para describir a St. Jude. Todo está diseñado para que las familias sólo tengan que preocuparse por sus hijos.

Belén, mamá de Sebastián

Sebastián ya ha terminado el tratamiento, está en remisión y vuelve a St. Jude anualmente para chequeos médicos.

 
Sebastián, paciente de St. Jude, con su padre y hermana en un estadio de fútbol.

Sebastián con su papá y su hermana mayor

 

Su materia escolar favorita son las matemáticas y actualmente, está matriculado en un curso de matemáticas avanzadas. Sebastián también toca la percusión en la banda.

"Es muy buen estudiante y muy responsable", dice Belén.

 
Sebastián, paciente de St. Jude, con su familia afuera.
 

Aparte de su sueño de jugar fútbol profesionalmente, Sebastián también ha expresado su interés en convertirse en ingeniero con la esperanza de "crear una máquina que cure el cáncer en los niños".

 
 
 

Pon tu granito de arena para ayudar a niños como Sebastián a vivir.

Donar Ahora

 
 
 

Conoce a más pacientes