Ir al contenido principal
Liliana, paciente de St. Jude, recibiendo apoyo de su hermana.

Liliana, paciente de St. Jude

 
 

Liliana disfruta estar en la naturaleza. Le gusta caminar por el parque, recoger flores y armar su propio ramo. Con la sonrisa contagiosa que la distingue, suele colocar sus flores frescas ante a una estatua de San Judas que tiene en casa para luego dar gracias por su vida.

 
Liliana, paciente de St. Jude, siendo abrazada por su hermana.
 
 
Liliana, paciente de St. Jude, comenzando su tratamiento en el hospital.
 

Liliana es paciente de St. Jude Children’s Research Hospital®, donde recibió tratamiento por un cáncer de hígado cuando tenía 8 años. Se sometió a un trasplante de hígado a principios de 2023 y ha recibido tanto radioterapia como quimioterapia

 
 

Si no existiera St. Jude, yo creo que ya no la tuviera conmigo. El cáncer que ella tenía ya se estaba esparciendo.

- Vilma, mamá de Liliana

A Liliana le tocaron días difíciles durante su recuperación, pero ahora está en casa con sus padres y hermanos, volviendo a ser la niña activa de antes.

 
Liliana, paciente de St. Jude, teniendo un momento tierno con su mama.
 
 
Liliana, paciente de St. Jude, dibujando durante su tratamiento.
 

Le gusta ir a la escuela, pintar, jugar y correr.

- Vilma, mamá de Liliana

Vilma tuvo que dejar su trabajo para estar con su hija durante el tratamiento y dijo estar agradecida de no tener que preocuparse por los costos durante el proceso. 

 
 

Las familias, como la de Liliana, nunca recibirán una factura de St. Jude por tratamiento, transporte, hospedaje ni alimentación.

 
 

Todas las cosas que le han hecho a la niña supondrían una factura bastante grande, y saber que no tienes que preocuparte poreso es un alivio. 

- Rawy, papá de Liliana

 
Liliana, paciente de St. Jude, luciendo una camiseta que hace juego con su poapa.
 
 
Liliana, paciente de St. Jude, sonriendo con toda su familia.
 

Vilma dijo que tan pronto atravesó las puertas de St. Jude sintió paz. El hospital, pensó, le daría a su hija una oportunidad de luchar. Más de seis meses después de su llegada a St. Jude, Liliana se está preparando para terminar la quimioterapia, según su madre.

 
 

Tener a mi hija conmigo, haciéndome reír todos los días, eso me hace sentir muy alegre. La verdad no tengo cómo agradecer a todos por la ayuda de St. Jude. Me siento tranquila, muy feliz.

- Vilma, mamá de Liliana

 
Liliana, paciente de St. Jude, posando alegrea para una foto.
 
 
Liliana, paciente de St. Jude, caminando con su familia por el hospital.

Liliana, paciente de St. Jude, caminando con su familia

 

No descansaremos hasta que ningún niño muera de cáncer. La búsqueda de curas debe continuar para niños como Liliana.

Hacer una Donación Recibir Mensajes de Email y Texto

 
 
Close