Ir al contenido principal
Carl, paciente de St. Jude, con su mamá.
 

Carl deslumbra con su sonrisa, energía y sus bailes 

Haz una Donación

 
 

Carl tiene un parecido tan sorprendente con su abuelo, que todos le apodan Pops. Es un niño simpático que sonríe con todo y deslumbra con su gran energía. 

A Carl le encanta bailar con sus hermanas mayores y jugar videojuegos como los niños grandes. Cuando su mamá habla de él, se llena de mucha emoción. 

 
Carl, paciente de St. Jude compartiendo con su mamá en el hospital.

Carl junto a su mamá

 

Él es mi pequeño milagro

Mamá de Carl

 
 
Carl celebrando con confeti al lado de su mamá.
 

Cuando tenía 3 años, Carl desarrolló un dolor en la pierna y su vientre comenzó a hincharse. Su mamá se apresuró a buscar respuestas y lo llevó a sus médicos locales.

Luego de realizar las pruebas, los médicos le dieron noticias devastadoras a los padres de Carl… su hijo menor tenía un tumor canceroso sobre el riñón derecho. 

 
 

Las familias, como la de Carl, nunca recibirán una factura de St. Jude por tratamiento, transporte, hospedaje ni alimentación.

 
 
Carl, paciente de St. Jude posando con su mascarilla, con su mamá.
 

Afortunadamente, sus médicos locales lo refirieron de inmediato a St. Jude Children’s Research Hospital, donde recibió quimioterapia y radioterapia, entre otros tratamientos de primera clase.

 
Carl, paciente de St. Jude celebrando con confeti con su mamá en el hospital.
 

Ahora él está libre de cáncer. Estoy muy agradecida por los donantes, los médicos y todos en St. Jude. Nos dieron a mí y a mi hijo otra oportunidad en la vida.

Mamá de Carl

 
 
 

Tu donación brinda a niños como Carl la oportunidad de crecer.

Haz una Donación

 
 
 

Conoce a otros pacientes