Ir al contenido principal
Keegan, paciente de St. Jude, sonriendo.
 

Keegan tiene una personalidad encantadora

Haz una Donación

 
 

Keegan es una niña de 5 años muy juguetona y con mucho que decir.

Ella es la más graciosa. Puede parecer introvertida al principio, pero si te tiras al suelo con ella, tendrá toda una conversación adulta contigo.

Mamá de Keegan

 
Keegan, paciente de St. Jude, con un vestido azul y gafas de sol.
 

Su personalidad encantadora y su capacidad para charlar con los adultos pueden deberse en parte a que ha conocido a más gente que muchos otros niños como paciente de St. Jude Children's Research Hospital.

 
Keegan, paciente de St. Jude, con su hermano mayor.

Keegan, paciente de St. Jude, con su hermano mayor

 

Poco antes de su segundo cumpleaños, Keegan se despertaba en medio de la noche sujetándose la pierna y gritando de dolor. Cuando el dolor pasó a su mano y empezaron a aparecer extraños moretones en su cuerpo, la madre de Keegan supo que algo más iba mal.

El hospital infantil local pidió un análisis de sangre y los resultados confirmaron lo que su madre más temía: Keegan tenía leucemia linfoblástica aguda, un cáncer de los glóbulos blancos.

 
Keegan, paciente de St. Jude, en una cama de hospital.
 

Afortunadamente, Keegan y su familia fueron referidos a St. Jude, donde los médicos se pusieron a trabajar inmediatamente para intentar salvar su vida.

 
Keegan, paciente de St. Jude, en una cama de hospital.
 
 

Las familias, como la de Keegan, nunca recibirán una factura de St. Jude por nada.

 
 
Eduardo, paciente de St. Jude, sonriendo con su madre.
 

Y gracias a nuestros generosos donantes, su familia nunca recibirá una factura de St. Jude por tratamiento, transporte, hospedaje, ni alimentación – porque creemos que la única preocupación de la familia debe ser ayudar a su hijo a vivir.

La familia de Keegan está muy agradecida por su generosidad.

 
Keegan, paciente de St. Jude, animando a los participantes de la Caminata/Carrera de St. Jude en 2019.

Keegan animando a los participantes de la Caminata/Carrera de St. Jude en el 2019

 

St. Jude es un milagro en sí mismo. Cuando caminas por los pasillos de St. Jude, ves a los pequeños milagros corriendo por ahí, y te llena de mucha alegría. St. Jude acepta a estos niños y los hace sentir especiales durante la peor parte de sus vidas.

Mamá de Keegan

 
 
 

Tu donación da a niños como Keegan la oportunidad de crecer.

Haz una Donación

 
 
 

Conoce a más pacientes