Mia, paciente de St. Jude, en un vestido amarillo
 

Mia deja huellas de amor dondequiera que va, incluso en St. Jude

Haga una Donación

 
 

Mia sueña con ser una princesa cuando sea grande.

Y como su princesa favorita, Blanca Nieves, ella tiene una personalidad alegre y amistosa, siempre demostrando su cariño a las personas a su alrededor.

 
Mia, paciente de St. Jude, en un vestido azul
 

Mia le roba el corazón a todos los que la conocen. Donde pasa ella siempre deja huellas, siempre deja ese amor a las demás personas. Es un tesoro.

Valentina, mamá de Mia

 
 

Las familias, como la de Mia, nunca recibirán una factura de St. Jude por nada.

 
Mia, paciente de St. Jude, con su mamá
 
 

Aparte de ser cariñosa, Mia también tiene una fuerza de voluntad que la ha ayudado a enfrentar algunos retos muy difíciles.

 
 
  1. Mia, paciente de St. Jude, en su vestido de bautismo

    Mia en su vestido de bautismo

    Un día, después de correr y jugar en el parque, Mia empezó a sentir unos calambres raros en su pierna. 

    La causa era neurológica; Mia tenía un tumor cerebral canceroso llamado ependimoma anaplásico.

    Mia, paciente de St. Jude, con su mamá, Valentina

    “Se me vino el mundo encima”, dijo su papá, Jorge. “Lo primero que me dijo mi esposa fue, ‘Vamos a luchar’. Lucharíamos hasta el último momento”.

    Mia, paciente de St. Jude, en una cama de hospital en St. Jude

    Después de ser operada en su país natal Nicaragua, Mia fue referida a St. Jude donde recibió terapia de protones como parte de su tratamiento.

    Mia, paciente de St. Jude, con su familia

    Mia con su hermana y padres

    St. Jude nos ha dado todo. El vuelo desde Nicaragua hasta acá, alimentación, hospedaje, medicinas, tratamiento, todo lo que se necesita. Nosotros no hemos tenido que pagar por nada. Es un sueño hecho realidad.

    Valentina, mamá de Mia

    Mia, paciente de St. Jude, en su ropa de playa

    A Mia le encanta armar rompecabezas y jugar con Lego y muñecas, su favorita es Blanca Nieves.

    Y a pesar de todo, su mamá dice que Mia nunca ha parado de sonreír.

    Mia, paciente de St. Jude, en su graduación de kindergarten en St. Jude

    Mia celebrando su graduación de kindergarten en St. Jude

    “Con toda la dificultad que ella ha pasado, la alegría, ese entusiasmo, esas ganas de seguir adelante, los sueños nunca los ha dejado”, dijo su mamá. "Ella siempre habla de mañana”.

 
 

Ayuda a familias como la de Mia

 
 
Mia, paciente de St. Jude, con su mamá

Cada dólar hace la diferencia

Donar Ahora

 
 
 
Keeton, paciente de St. Jude

Envía una tarjeta gratuita a los niños de St. Jude

Escribir Mensaje

 
 
 
 
 

ALSAC/St. Jude tiene la calificación mas alta en ranking de Charity Navigator.

 
 

Para ver actualizaciones acerca de COVID-19, por favor lea aquí.