Ir al contenido principal
Harmony, paciente de St. Jude, sonriente.
 

Harmony recibió su diagnóstico en St. Jude, así como apoyo inmediato

Haz una Donación

 
 

Harmony es artística, detallista y segura de sí misma. "Ella es muy inteligente y cree que tiene razón en todo", dijo su mamá, Ashley.

 
Harmony, paciente de St. Jude, sonriente.
 

Es una gran debatiente. Me encanta debatir, pero a veces me deja perpleja. 

Ashley, mamá de Harmony

 
 

Las familias, como la de Harmony, nunca recibirán una factura de St. Jude por nada.

 
 
Harmony, paciente de St. Jude, sonriendo y vestida con un lazo.
 

Harmony perfeccionó sus habilidades de debate en la escuela mientras caminaba de una clase a otra . Fue en estos recorridos donde aparecieron las primeras señales extrañas de que algo no andaba bien: A Harmony le faltaba el aire, sentía náuseas, y tenía que sentarse a descansar muchas veces para poder recuperarse. "Le dolía todo y estaba incómoda", dijo su mamá. 

Nadie esperaba que la causa fuera un tumor de Wilms en fase 4.

 
 
  1. Harmony recibió su diagnóstico oficial en St. Jude. Fue allí también donde recibió el apoyo inmediato.

    Nos cambió la vida en un momento. No puedes prepararte para algo así, pero el personal de St. Jude es maravilloso. Es una circunstancia terrible que enfrentar, pero podría ser peor. Todo el personal está aquí para nosotros.

    Ashley, mamá de Harmony

    Las familias nunca reciben una factura de St. Jude por tratamiento, transporte, hospedaje ni alimentación. "Eso fue una noticia muy buena y también sorprendente", dijo Ashley. "Es un hospital muy bonito. Cuando ves estas máquinas de escáner gigantescas y nuevas, y lo bonitos que son los pisos para los niños, y las salas de juguetes, pienso: 'Es imposible que esto sea gratis'. Pero lo es. Es realmente increíble".

    Harmony, paciente de St. Jude, sonriendo en un vestido negro.

    Harmony fue operada para extirparle el tumor, el riñón izquierdo y el ganglio linfático afectado. Su plan de tratamiento también incluye radioterapia y quimioterapia. "Verla siendo tan fuerte como es, es increíble”, dijo Ashley. “Estoy orgullosa de ella cada día. Cada día”.

 
 
 

Tu donación da a niños como Harmony la oportunidad de crecer.

Haz una Donación

 
 
 

Conoce a más pacientes